Amat gana con contundencia y podrá elegir socio para gobernar

Amat gana con contundencia y podrá elegir socio para gobernar

Los populares ganan ligeramente en número de votos y solo pierden un edil con respecto a 2015

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El Partido Popular aguantó con más fuerza de la esperada por el resto de sus contrincantes en estas elecciones municipales de Roquetas de Mar. La canidatura encabezada por el veterano Gabriel Amat únicamente se dejó un edil en la nueva Corporación, e incluso llega a conseguir un ligero aumento en el número de votos con respecto a hace cuatro años.

El nuevo Ayuntamiento de Roquetas de Mar está dominado claramente por los partidos de la derecha, ya que mientras el PP únicamente pierde un concejal quedándose con 11, Ciudadanos, que ya tenía tres ediles, mantiene su representación y gana ligeramente en votos (3.698), y VOX entra con fuerza con otros tres representantes y 3.588 apoyos.

En el bloque de la izquierda el descenso es claro, y si hace cuatro años sumaron 10 concejales en total, los 6 de PSOE, más los 3 conseguidos por IU y el acta de Tú Decides, en esta ocasión suman 8 actas, las que mantiene el PSOE, que eso sí, gana 1.100 votos con respecto a hace cuatro años, y las 2 que conserva Izquierda Unida, que se deja un representante (más el otro de Tú Decides que en esta ocasión se unió a la candidatura de IU), dejándose más de 2.300 votos con respecto a los conseguidos hace cuatro años por la suma de IU y Tú Decides.

No consiguen entrar ninguna de las candidaturas que no tenían representación en el Ayuntamiento, y no se quedan ni cerca de conseguir el acta, la mejor situada es Aguadulce en Marcha, que únicamente cosechó 916 votos, mientras que Podemos sacó 853.

La estrategia del PP, que consciente de los problemas de esta legislatura, quiso poner el foco en los 24 años de gobierno y convertir las elecciones en un examen a todos los mandatos de Amat, parece haberle funcionado, consiguiendo una contundente victoria en estas elecciones en las que gobernará más cómodamente si cabe, pudiendo elegir entre dos socios preferentes, Ciudadanos y VOX, y con un bloque de izquierdas más debilitado y que ve alejarse la posibilidad de cambio en el municipio roquetero.