Amat anuncia que deja la Diputación para centrarse en la Alcaldía de Roquetas

Amat anuncia que deja la Diputación para centrarse en la Alcaldía de Roquetas

Se centrará en la recta final de este mandato en Roquetas, donde no deja de crecer el descontento y la sensación de falta de Gobierno municipal

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El presidente de la Diputación Provincial de Almería y alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, anunció ayer viernes que abandona la presidencia de la institución provincial. El anuncio lo hizo en un desayuno informativo en el que hizo un balance de su gestión entre los años 2011 y 2018, y en el que agradeció a los diputados provinciales su trabajo y «su preocupación no por el sillón, sino por la provincia», en la que se han conseguido «más servicios y menos deuda».

Durante su intervención, el también líder los populares de Almería indicó que dejará la presidencia una vez que se aprueben los presupuestos de la Diputación el próximo 29 de diciembre en pleno extraordinario, aunque seguirá al frente del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, de modo que avanzó su intención de volver a presentarse a las elecciones locales para aspirar a ser el primer edil roquetero cuatro años más. También seguirá como presidente del PP de Almería.

Amat consideró este el momento «más adecuado» para efectuar el revelo al frente de la institución, que asumirá el vicepresidente actual, Javier Aureliano García, a quien le tocará nombrar a su 'número 2'. «Voy a dejar la Diputación en unas manos mejores que las mías», apuntó tras explicar que hace tiempo expresó su voluntad de reservar los últimos meses de mandato en exclusiva al ayuntamiento de su municipio.

Un anuncio esperado hace meses en Roquetas

En el municipio de Roquetas hace meses que se daba por hecho que Amat dejaría la Diputación para centrarse en unas elecciones municipales que se presentan más duras que nunca para el primer edil. Tras casi dos legislaturas completas intentando compatibilizar su doble papel de alcalde de Roquetas y presidente de la Diputación, los problemas no dejan de crecer en su municipio, junto con la sensación de ausencia de rumbo claro en el Ayuntamiento. Una sensación en la que ha influido el enfrentamiento interno dentro del equipo de Gobierno, que ha tenido momentos de gran gravedad, y la ausencia de una mano derecha clara con la facultad para tomar decisiones en lugar del primer edil en caso necesario. Los problemas de mantenimiento en calles y jardines, de limpieza, mosquitos y obras, han generado un malestar en la ciudadanía que nunca, desde que Amat es alcalde, había llegado a niveles tan altos. El propio Amat ha reconocido estos días a varios vecinos los problemas de gestión de estos últimos meses, y ha anunciado su intención de convencer a los ciudadanos, antes de las elecciones de mayo, que con su regreso volverá a estar todo controlado.

«Voy a intentar conseguir tener la confianza de los hombres y mujeres de Roquetas para seguir siendo alcalde los cuatro años siguientes, me siento con ganas e ilusión», dijo el presidente de la Diputación, quien confirmó que dejará por completo el Palacio Provincial al renunciar a su acta como diputado provincial que pasará al siguiente en lista dentro del área metropolitana.

La renuncia de Amat a finales de este mes dará inicio a un calendario sucesorio para la toma de posesión de García como presidente de la institución provincial a lo largo del mes de enero una vez que finalicen las fechas festivas y antes de que la Diputación afronte su primera gran cita del año en materia de turismo con su presencia en Fitur.

Con esto, el dirigente popular apuntó que dejará sus cargos institucionales cuando crea que no es capaz de «cumplir» con sus obligaciones. «Me iré a mi casa y a mi finquilla para disfrutar de mi familia y de lo que me gusta, que es la agricultura», valoró tras agradecer a los medios el trato recibido y felicitar el «trabajo magnífico» de sus colaboradores.

El líder de los populares de Almería aprovechó además su intervención para recalcar el «momento importante» que se vive en Andalucía ante la composición de un nuevo gobierno, por lo que ha animado a las fuerzas políticas a «remar por ese cambio que se está produciendo», el cual espera sea «eficaz para una provincia que ha sido la más abandonada de las ocho».

Amat dijo confiar en que con la llegada de un nuevo gobierno a la Junta, Almería sea reconocida como una de las provincias «más prósperas» donde ha habido un «fuerte incremento de la economía» pero «sin ayuda de nadie». «Es donde más fatigas se han pasado y más sacrificios se han hecho», advirtió antes de incidir en que también ha sido la más «olvidada de todos los gobiernos».