Un efectivo de la Guardia Civil actúa sobre la embarcación incautada. / Guardia Civil

La Guardia Civil incauta 300 kilos de hachís en una embarcación en Roquetas de Mar

Por el momento, la operación ha dejado un detenido y dos investigados por un presunto delito contra la salud pública

EUROPA PRESS

La Guardia Civil ha detenido a una persona e investigado a otras dos tras incautarse de 300 kilogramos de hachís que estaban ocultos en el doble fondo del casco de una embarcación recreativa en Roquetas de Mar (Almería).

Agentes de Ocon Sur de la Guardia Civil de paisano advirtieron durante su presencia en el puerto roquetero la presencia de una persona que se encontraba hablando por teléfono «visiblemente nerviosa», momento en el que casualmente, al entrar una patrulla uniformada con vehículo oficial, apreciaron que el sospechoso y un acompañante se ocultaban sin perder de vista a la patrulla, por lo que realizaron un seguimiento discreto.

Según el relato de la Guardia Civil, los sospechosos se subieron poco después a un todoterreno con remolque para embarcaciones y se desplazaron por el interior del varadero del puerto entrevistándose con una persona que con una carretilla elevadora depositó en el remolque una embarcación recreativa, recién sacada del agua.

Tras salir del puerto, los sospechosos fueron seguidos por los agentes de paisano, quienes durante el trayecto apreciaron que el conductor realizaba «maniobras extrañas». Una vez aparcado el vehículo y el remolque estacionado en las calles de Roquetas, los sospechosos habrían realizado batidas en los alrededores a fin de detectar la actividad policial.

Irregularidades en la matrícula

Ante la actitud sospechosa de estas personas y la alta probabilidad de que llevara la embarcación estupefacientes en su interior, los agentes decidieron identificar a los ocupantes del vehículo como una intervención rutinaria más.

Durante la inspección de la embarcación los agentes observaron irregularidades en la matrícula, de modo que ante un posible delito de falsedad documental, fue trasladada a dependencias oficiales, donde fue descubierto el doble fondo con diez fardos de hachís en su interior. Los sospechosos fueron arrestados e investigados por un presunto delito contra la salud pública.