Investigado por estafar al seguro con robos en su vivienda y obtener más de 20.000 euros

  • Había denunciado más objetos de los que le habían sustraído, o modificado los modelos para darles más valor

La Guardia Civil investiga a un vecino de Vícar (Almería) por estafar presuntamente a una compañía aseguradora con las denuncias de tres robos en su vivienda desde 2011 con las que habría conseguido más de 20.000 euros de indemnización.

Según ha informado la Comandancia en un comunicado, las pesquisas se iniciaron a raíz de una denuncia presentada por una persona en dependencias del Puesto Principal de Vícar que informaba del robo cometido en su vivienda de la que habrían sustraído dos bicicletas y gran cantidad de elementos relacionados con el ciclismo, así como un electro estimulador, una tablet y un bolso.

En su denuncia, el perjudicado aportó escasa información de las circunstancias del hecho y no dio datos en cuanto a fotografías de los objetos, cajas de embalajes, instrucciones o garantías, presentando tan solo cuatro facturas de algunos de los objetos sustraídos.

Estas circunstancias, unido a que la víctima ya habría sufrido dos robos anteriores en su vivienda desde el año 2011, recibiendo por uno de ellos cerca de 20.000 euros de indemnización de la aseguradora, hicieron sospechar a los agentes de la veracidad de las facturas presentadas.

Entre otras, a los agentes les extrañó que la víctima presentara la denuncia de la sustracción del electro estimulador del que presentó factura de compra con fecha del año 2015, ya que comprobaron que en una de las fotografías que tiene colgadas en una conocida red social está con el estimulador, y esta tiene fecha de 2014.

Así las cosas, la Guardia Civil requirió nuevamente al perjudicado, quien finalmente reconoció que dos de los objetos denunciados como sustraídos, una tablet y un bolso, no eran de conocidas marcas comerciales, si no de inferior marca e imitación.

Durante el desarrollo de la investigación, los agentes comprobaron, asimismo, que las facturas presentadas eran falsas, y que la víctima sí habría sufrido el robo en su vivienda aunque "inflado" la denuncia y modificado los modelos de los objetos sustraídos para aumentar la indemnización del seguro.

Tras finalizar todas las indagaciones, se le atribuye la presunta comisión delito de falsedad documental, así como dos delitos de estafa, uno al cobrar la indemnización del robo del año 2013 y otro en grado de tentativa al estar pendiente del cobro del seguro. Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Almería.