El detenido de la oenegé de Vícar daba comida según el favor que se le hiciera

Alimentos encontrados por Guardia Civil en la vivienda de dos de los detenidos. /Ideal
Alimentos encontrados por Guardia Civil en la vivienda de dos de los detenidos. / Ideal

La organización, pertenciente a una iglesia cristiana, repartía alimentos desde hace cinco años a personas desfavorecidas del municipio de manera arbitraria e, incluso, llegó a cobrar por sus servicios

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Seis mujeres confirmaron a la Guardia Civil haber sido víctimas del responsable de la oenegé de Vícar detenido el pasado lunes en su domicilio por, presuntamente, reclamar favores sexuales a cambio de los alimentos que debía entregar de manera desinteresada a personas desfavorecidas del municipio así como por apropiarse de gran cantidad de los productos que recibía la organización. Las presuntas víctimas, confirmó el cabo primero del puesto de Guardia Civil de Vícar, Francisco Javier Pajuelo, serían «mujeres jóvenes»

Una de ellas, beneficiaria del programa de alimentos denunció ante la benemérita a comienzos de año que «no sólo no recibía la ayuda» sino que, además, «el responsable de la oenegé le pedía favores sexuales» desde hacía dos años a cambio de la misma que era mayor o menor «dependiendo de lo que hiciera».

Esta denuncia inició la llamada operación 'Asuero' que, durante intensos meses llevó a los agentes del puesto de Vícar a profundizar en esta trama. «Solicitamos datos a Banco de Alimentos, a la Subdelegación de Gobierno, nos explican como va el proceso de adjudicación de alimentos y, desde ahí, con los listados, comenzamos a hacer gestiones», explicó Pajuelo sobre cómo se contactó con una treintena de usuarios del servicio durante los últimos dos años, de los que 24 confirmaron las irregularidades que han llevado a detener a V. G. H. M. de 63 años de edad así como a dos personas más que sería el responsable de la organización encargada del resparto de alimentos -que habría delegado en esta persona- y la esposa del principal detenido. A los tres se les responsabiliza de delitos de apropiación indebida de los alimentos que debían ser entregados a los usuarios del sistema.

Entre las irregularidades halladas por la Guardia Civil durante su investigación, encontraron que, más allá de los seis casos relacionados con delitos sexuales, existen otros usuarios «que recibían solo una parte de los alimentos» así como nombres de personas que, presuntamente, incluían en el listado pero que ya no pertenecían al programa. Ello, desde el punto de vista de los investigadores, podría indicar que utilizaban estos nombres para recibir más cantidad de productos.

El arrestado se encuentra en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería a la espera de pasar a disposición judicial durante las próximas jornadas. Mientras tanto, la investigación continúa abierta y no se descartan más denuncias por parte de usuarios de este servicio que la entidad, perteneciente a una iglesia cristiana, gestiona desde hace cinco años en el municipio vicario. En los últimos dos años, de acuerdo a las cifras sobre las que se trabaja, los detenidos se habrían apropiado de más de cuatro mil euros en alimentos.

 

Fotos

Vídeos