Condenan a un concejal del PSOE de Vícar por agredir a otro del PP tras la cabalgata de Reyes

Ciudad de la Justicia de Almería./R. I.
Ciudad de la Justicia de Almería. / R. I.
Tribunales

El Juzgado de lo Penal número 4 califica los hechos como delito de daños e impone seis meses de multa a razón de seis euros diarios y una indemnización de 2.309,14 euros por los daños sufridos por el edil popular

M. CÁRCELESAlmería

La cabalgata de Reyes de la barriada de Los Llanos, en Vícar, en 2013, ha acabado cinco años más tarde con algo más que caramelos y buenos deseos. El Juzgado de lo Penal número 4 de Almería ha condenado al regidor socialista Rosendo Martínez, concejal de Servicios Urbanos Municipales, a seis meses de multa (a razón de seis euros diarios) y a indemnizar al entonces concejal popular en la oposición Julio Vargas con cerca de 2.400 euros después de que le agrediese «dándole un puñetazo en el ojo y otro en la boca».

Según recoge la sentencia, dictada por conformidad a finales de enero, se declara probado que sobre las 01.45 horas del día 6 de enero de 2013, el ya condenado en firme, Rosendo Martínez, abordó al regidor de la oposición Julio Vargas cuando ambos se encontraban presenciando la cabalgata de Reyes, en las inmediaciones del pabellón municipal del barrio de Los Llanos de Vícar. En ese momento, el regidor socialista le exigió al popular «que le entregara el teléfono móvil con el que había estado grabando». Pero como el denunciante se negó a ello, «el acusado le agredió dándole un puñetazo en el ojo y otro en la boca«, qu trató de esquivar «protegiéndose con la mano izquierda», narra la sentencia.

Como consecuencia de estos hechos, el exedil popular resultó con lesiones consistentes en esguince-subluxación de articulación interfalángica proximal del tercer dedo de la mano izquierda y edema retiniano macular, que precisaron de tratamiento médico para su sanidad consistente en inmovilización mediante férula y rehabilitación. El proceso de curación perduró durante 30 días, de los cuales 15 estuvo impedido para sus ocupaciones y habiéndole quedado como secuela artrosis postraumática interfalángica proximal del tercer dedo de mano izquierda leve.

La sentencia se produjo después de que, durante el acto del juicio, el ya condenado mostrara conformidad, reconociera los hechos -calificados como delito de lesiones- y el fiscal rebajara su petición inicial, que reclamaba nueve meses de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. Cabe recordar que Rosendo Martínez continúa en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vícar, que sostiene el PSOE con mayoría absoluta, como regidor delegado de Servicios Urbanos Municipales.

La sentencia, ya declarada firme, se produce después de que el entonces concejal de la oposición, Julio Vargas, denunciase ante la Guardia Civil de Vícar haber sido víctima de una agresión por parte del concejal Martínez, así como de haber intentado arrebatarle «a la fuerza» el teléfono móvil.

Entonces, en declaraciones a la prensa, Martínez afirmó que la denuncia era «totalmente falsa» y que, por lo tanto, no hubo agresión. «Yo salí a la calle, con cinco o seis personas más», relató el edil socialista hace cinco años, en su versión de los hechos a los medios. «Íbamos para mi casa, que está muy cerca. Ellos estaban con un móvil y al pasar, como la acera es muy estrecha, tropecé, le di al móvil y se calló al suelo», expuso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos