Vecinos de Las 200 sospechan de los 'narcopisos' como causa de los cortes de luz

Plaza de Andalucía de Las 200 Viviendas.
/J.VALDIVIA
Plaza de Andalucía de Las 200 Viviendas. / J.VALDIVIA

Izquierda Unida mostró ayer su apoyo a los residentes, tras reunirse con algunos de ellos y tratar esta cuestión

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Vecinos del barrio de Las 200 Viviendas llevan tiempo denunciando cortes de electricidad en el barrio, que ocurren habitualmente por las tardes y noches cuando, según aseguran, operarios encargados por la empresa suministradora, acuden a interrumpir el servicio por temor a la sobrecarga de la red.

Los residentes sospechan que detrás de esta situación está la presencia de numerosos 'narcopisos', que han proliferado en toda la barriada, especialmente en edificios de nueva construcción vacíos, que han sido ocupados ilegalmente y donde se cultiva plantas destinadas a la comercialización de drogas.

Algunos de estos 'narcopisos' son claramente visibles por las noches, dada la iluminación artificial que precisan para el cultivo de las plantas, por lo que la indignación de los vecinos es grande al comprobar que estas instalaciones funcionan con impunidad y su elevado consumo eléctrico está afectando a sus viviendas, la iluminación de las calles y los negocios de la zona, que noche tras noche sufren el corte del suministro eléctrico.

Las quejas eran ayer apoyadas por IU Roquetas, formación que aseguró haber tenido conocimiento de esta situación desde finales del año pasado y que ya la trasladó al equipo de Gobierno en el último Pleno.

La formación de izquierdas habló ayer de «reclamaciones que informaban de las constantes incidencias en el suministro eléctrico y del alumbrado público» y aseguró haber visitado el barrio para «comprobar que al caer la noche los hogares y las calles se quedaban a oscuras».

Propuesta

Por ello, anunció la presentación de una propuesta solicitando en primer lugar, que la empresa, titular de la red, «tome las medidas necesarias para acabar urgentemente con estas interrupciones». En segundo lugar, «que se redacte un informe de las causas y del procedimiento que se llevará a cabo para solucionar este problema» y, por último, «que la OMIC tramite con la máxima celeridad las peticiones consecuencia de ello y preste su apoyo a los afectados, residentes y establecimientos, en el cumplimiento de sus derechos como consumidores».

IU afirmó que «una amplia mayoría de personas» atribuyen lo sucedido a una posible sobrecarga por actividades ilegales como la que se desarrolla en los 'narcopisos'.

De hecho, el Grupo Municipal de IU aseguró haber presenciado el pasado sábado «una escena que viene aconteciendo desde hace meses», cuando una veintena de vecinos se reunieron «como cada tarde junto al transformador, sobre las 19:30 horas, antes de la llegada del personal de la empresa suministradora para intentar detener el corte».

Juan Pablo Yakubiuk, concejal de IU, recordó que el asunto ya se denunció en el último Pleno y «aún no ha sido resuelto». «Desde este grupo apoyamos a los vecinos de Las 200 Viviendas y estamos trabajando para acabar con lo ocurrido», dijo el edil, que consideró «inadmisible» esta situación. «No puede privarse a la barriada de un servicio tan básico como es la electricidad. Hay un alto número de ancianos y familias con niños pequeños en estos hogares que corren el riesgo de accidentarse. Los establecimientos de la zona también están sufriendo las consecuencias, sobre todo los que se dedican a la venta de productos frescos», alertó la formación.

IU recriminó por ello al equipo de Gobierno del PP «por no haber actuado teniendo constancia del caso, ya que hasta la fecha han sido presentadas en el Ayuntamiento unas catorce hojas de firmas de reclamaciones vecinales a la empresa suministradora».

Ante estos hecho, IU ve necesaria una intervención para acabar con el problema, ya que con estos cortes «no sólo se perjudica al barrio dejándolo sin luz, también se estaría dejando de lado la seguridad del ciudadano».

En el Pleno en el que se trató esta cuestión, el alcalde, Gabriel Amat, aseguró haber tenido conocimiento de los hechos por la visita reciente de una familia y «lo puse en conocimiento de quien tenía que ponerlo». Amat reconoció que el problema también se ha detectado en la zona de El Puerto donde «también se está comprobando», dijo al respecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos