Vecinos y partidos piden que se actúe contra la plaga de procesionaria

Las orugas procesionarias se suelen desplazar en fila india, de ahí su nombre. :: ALFREDO AGUILAR/
Las orugas procesionarias se suelen desplazar en fila india, de ahí su nombre. :: ALFREDO AGUILAR

Vecinos de Las Colinas, Aguadulce y la Urbanización, así como los grupos de Ciudadanos e Izquierda Unida, han reclamado medidas al Ayuntamiento

JULIO VALDIVIA

La proliferación de la oruga procesionaria en parques y jardines del municipio, ha despertado la alarma vecinal en Roquetas de Mar, donde a las reclamaciones de las asociaciones de vecinos, se han sumado también estos días las de los partidos de la oposición.

En concreto, buena parte del debate hace tiempo que se está produciendo en Aguadulce y sus parques. Particularmente en el barrio de Las Colinas, donde su asociación de vecinos está siguiendo la problemática de cerca desde hace semanas y ha reclamado al Ayuntamiento actuaciones en algunas de sus zonas más afectadas, en las que se ha venido trabajando. Es el caso de los pinos de Jesús de Perceval, el nivel superior y los dos taludes entre el vial de emergencia del Parque de Las Colinas, entre otros lugares.

Por su parte, la Asociación de Vecinos Urba-Roquemar, de las urbanizaciones turísticas de Roquetas, ha remitido recientemente un escrito al Ayuntamiento de la localidad en el que se asegura haberse detectado, por parte de vecinos, la existencia de nidos de procesionaria en «muchos de los pinos de las zonas verdes de la Urbanización». Si bien algunos de estos vecinos han puesto avisos en el Gestor de Incidencias del Ayuntamiento, el colectivo vecinal reclamó al Consistorio una rápida actuación, ya que «creemos que es de vital importancia que vengan con la pluma y retiren estos nidos antes de que eclosionen las orugas, y revisen los pinos y los traten adecuadamente».

Partidos políticos

En el ámbito político también ha habido iniciativas en los últimos días. Ciudadanos preguntó por este asunto en el punto de ruegos y preguntas del Pleno celebrado la semana pasada. Concretamente, desde la formación naranja se aseguró que en otros municipios como Adra o Huércal de Almería, se han puesto en marcha planes especiales con motivo de la aparición de estas peligrosas orugas, reclamando actuaciones similares.

La portavoz de Ciudadanos, Lourdes García, recordó su iniciativa presentada recientemente para la puesta en marcha de un servicio de prevención de plagas, que actúe antes de la eclosión de los huevos de insectos como los mosquitos o las procesionarias.

Otra formación que se ha manifestado al respecto recientemente ha sido Izquierda Unida, que presentó un escrito este pasado lunes pidiendo explicaciones al Ayuntamiento de Roquetas por la aparente falta de medidas preventivas. El concejal Juan Pablo Yakubiuk, aseguró que el problema «no es una novedad en nuestro municipio» y que hace ya dos años presentaron un ruego de actuación sobre ello. Las reclamaciones llevaron al Consistorio a adquirir 25 trampas para la procesionaria en junio de 2016 «sin que se haya tenido constancia de nuevas compras de estos tratamientos».

La aparición de esta oruga, que recibe ese nombre por formar cadenas de varios individuos, genera una enorme alarma social entre los vecinos por su peligrosidad, además de dañar gravemente los pinares mediterráneos y parques.

El contacto con la piel de los pelillos de estas orugas provoca urticarias y hasta reacciones alérgicas, que pueden llegar a ser peligrosas, especialmente para los niños. Pero su mayor daño lo causa en los perros y gatos, ya que a veces se las comen, tragándose todo el tóxico que contiene insecto, lo que puede provocar necrosis en la garganta y la lengua, que puede acabar con la muerte del animal.

Los nidos que están alertando a los vecinos pueden tener entre 100 y 300 ejemplares de orugas procesionarias, que a partir de estas fechas empiezan a bajar al suelo, siendo el momento más peligroso.

 

Fotos

Vídeos