Los vecinos se organizan para limpiar la desembocadura de la rambla del Cañuelo

Los vecinos se organizan para limpiar la desembocadura de la rambla del Cañuelo

Tras los graves problemas del martes, IU ha pedido que se abra un «expediente de investigación» a la concesionaria Hidralia

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Una veintena de vecinos, en gran parte pertenecientes a la plataforma 'Salvemos Las Salinas', se organizaron ayer para llevar a cabo una limpieza en la desembocadura de la rambla del Cañuelo del municipio, que tras las lluvias del pasado martes, acumula gran cantidad de residuos.

La actividad se prolongó durante buena parte de la tarde, tiempo en el que lograron recoger más de 20 bolsas de grandes dimensiones con todo tipo de restos de basuras encontradas por los voluntarios participantes.

Una de las convocantes, Mercedes Jiménez, de 'Salvemos Las Salinas', explicó a IDEAL que tras ver que la playa y las inmediaciones de la rambla se encuentra llena de plásticos, botellas y residuos agrícolas «decidí que tenía que hacer algo y hablé con los chicos de 'Salvemos Las Salinas' y empecé a compartirlo en Facebook».

De esa forma improvisada se alcanzó una gran repercusión en redes sociales que atrajo a los voluntarios, entre los que también había miembros de Greenpeace y otros colectivos, que ayer se dieron cita. Jiménez resaltó los valores naturales que tiene el municipio y su amenaza, «tenemos una pradera de posidonia que nos la estamos cargando; tenemos la Ribera de la Algaida que con las aguas residuales nos la estamos cargando, y aquí nadie hace nada y si los vecinos no vamos tomando conciencia, mal vamos», indicó.

Expediente a Hidralia

Precisamente las lluvias del martes y la gran cantidad de problemas que generaron en el municipio, siguen dando que hablar. Izquierda Unida remitió un comunicado en el que anunció que llevará al próximo Pleno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar una moción urgente con el objetivo de «abrir un expediente de investigación sobre el estado de mantenimiento de los equipos de bombeo y redes de saneamiento del municipio».

Según recordó el concejal Juan Pablo Yakubiuk, estas infraestructuras, de titularidad municipal, son gestionadas por la concesionaria Hidralia «que es quien debe responder en primera instancia por los fallos ocurridos, que volvieron a anegar con aguas cloacales varias vías y espacios del término municipal».

«Una vez más, y ya son incontables las ocasiones en los últimos años, una lluvia moderada o de corta duración evidencia los graves problemas de la red de alcantarillado de Roquetas. Desde IU llevamos tiempo diciendo que tanto las obras faraónicas de Amat, como la gestión de la concesionaria, dejan mucho que desear y no están evitando que Roquetas se inunde una y otra vez», denunció Yakubiuk, quien reclamó «una solución definitiva a este problema, con medidas tales como un plan de mantenimiento y limpieza de imbornales auditable o con sistemas de reutilización de aguas».

 

Fotos

Vídeos