Vecinos de La Aduana exigen medidas de limpieza y seguridad de cara a las fiestas

Son habituales las escenas de personas orinando en la calle en la parte de La Aduana.

La asociación de vecinos del barrio asegura haber denunciado en años anteriores una gran cantidad de problemas que siguen sin resolverse

Roquetas pueblo se prepara estos días para las fiestas patronales en honor a la Virgen del Rosario, y muy especialmente las zonas más directamente afectadas por los festejos, como son el centro del casco urbano, donde se celebran las actuaciones y actividades culturales, y la zona de La Aduana, donde se ubica el recinto ferial de las atracciones.

Precisamente en La Aduana, existe desde hace años malestar entre los vecinos por diversas molestias como ruidos, que se han tratado en numerosos plenos y que la Asociación de Vecinos La Aduana-Los Bajos-Puerto ha vuelto a poner de manifiesto, en declaraciones a IDEAL, con la idea de «exigir» al Consistorio la adopción de medidas para evitar que se repitan.

El colectivo vecinal ha difundido imágenes de algunos de los problemas denunciados el año pasado, como cableado con una seguridad dudosa, vómitos y todo tipo de residuos en las calles o imágenes de personas orinando entre los coches aparcados.

«No estamos en contra de la feria, la gente se tiene que divertir, pero con todo coordinado para evitar molestar a nadie», dijo Andrés Sánchez, uno de los responsables de la asociación.

Entre las principales reivindicaciones de los residentes afectados por estos festejos, está la dotación de seguridad. «No podemos tolerar que los aparatos de las atracciones tengan los cables tirados por el suelo de cualquier manera, que existan tramos de cuatro metros con dos empalmes y alguno defectuoso, queremos unas medidas mínimas de seguridad, porque por ahí pasan cientos de personas y no queremos que ocurra ninguna desgracia que luego tengamos que lamentar», dijo.

Otra de las cuestiones que la asociación de vecinos ha vuelto a reclamar una vez más es que haya «un mínimo de higiene y salubridad». Así, entre las exigencias está la instalación de aseos que el año pasado sí existían en el recinto ferial del casco histórico, en la Plaza de Luis Martín. «A la zona pija sí les ponen aseos y además con alguien que los limpia, pero en la zona plebeya dejan que la gente orine y haga otras cosas entre los coches», denunció Sánchez.

En este sentido, el colectivo reclama que los lugares en los que los feriantes aparcan sus caravanas, tengan los desagües y canalizaciones necesarias precisamente para evitar la acumulación de residuos. Y, una vez pasada la feria, que la zona se limpie inmediatamente, «que no tengamos que aguantar 8 o 10 días la peste».

Los vecinos citan concretamente las calles Infanta Cristina, Aduana y Séneca, como las que mayores problemas tienen, y exigen medidas por parte del Consistorio para evitar este tipo de situaciones, control que a su juicio sí se realiza en la zona del centro donde se organizan los actos de música en directo.

En La Aduana se reclama, igualmente, control en la ubicación de los vehículos y atracciones, y ponen como ejemplo lo ocurrido el año pasado, cuando se tuvo que alertar al Consistorio de la existencia de un altavoz de una de las atracciones a escaso metro y medio de la ventana de un vecino, situación que finalmente se resolvió, pero «no se debería dar lugar a esto, que alguien se tenga que cabrear hasta estos extremos», dijo Andrés Sánchez. 

Fotos

Vídeos