Los valores catastrales de Roquetas serán revisados al fin de cara al próximo año

El PSOE, que ha venido criticando la subida del IBI estos años, se felicitó ayer por ello y criticó la negativa del alcalde a suavizar la subida rebajando el coeficiente

JULIO VALDIVIA

El PSOE, que ha venido criticando la subida del IBI estos años, se felicitó ayer por ello y criticó la negativa del alcalde a suavizar la subida rebajando el coeficiente

:: julio valdivia

roquetas de mar. El Boletín Oficial del Estado Publicó la semana pasada la relación de municipios que verán revisados sus valores catastrales el próximo año, a petición de los mismos. En el listado estarían varios municipios almerienses, destacando el caso de Roquetas, donde si bien su ponencia de valores es reciente, esta se realizó en el punto álgido de la burbuja inmobiliaria, por lo que sus valores están muy por encima de los actuales, lo que repercute en los recibos del IBI.

En concreto, en el caso de Roquetas la actual ponencia de valores es de 2012 y aunque el asunto se ha tratado varias veces, ha habido que esperar cinco años para que pudieran revisarse las cifras marcadas entonces, tal y como fija la Ley del Catastro Inmobiliario. Además de ese margen, para poder acceder a la aplicación de los nuevos coeficientes, los municipios solicitantes también deberán cumplir la existencia de «diferencias sustanciales» entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales.

También en La Mojonera y otros

Además de Roquetas, también verán revisados sus valores Alboloduy, Alcudia de Monteagud, Alicún, Balanegra, Beires, Benahadux, Benitagla, Felix, Fiñana, Fondón, Illar, Instinción, La Mojonera, Lúcar, Paterna del Río, Rágol, Santa Cruz, Santa Fe de Mondújar, Somontín, Tahal, Turre, Vélez Rubio y Vera.

En el caso de Roquetas esta medida llega tras largos años de polémica por los recibidos del IBI, que se han visto incrementados considerablemente en muchos casos desde que se aprobara la ponencia de valores vigente en la actualidad. Además, hay que tener en cuenta que el coeficiente que aplica el Ayuntamiento de Roquetas, y que los municipios pueden usar para suavizar el incremento del impuesto, se ha mantenido en niveles bastante altos, bajando ligeramente en los últimos ejercicios.

La noticia generó ayer la primera reacción política, por parte del PSOE, formación que hizo de las subidas del IBI uno de sus caballos de batalla en los últimos años. Su portavoz, Manolo García, recordó que los socialistas ya presentaron la primera moción sobre este asunto un año después de la aprobación de la nueva ponencia.

«Siempre hemos considerado una injusticia social y un contrasentido que los vecinos de Roquetas hayan tenido que pagar durante todos estos años un IBI sobrevalorado, cuando todo el mundo es consciente de que el valor dado a su vivienda en el impuesto, no se correspondía con el valor de mercado, que es el que debe servir para fijar el impuesto», dijo el portavoz socialista.

García recordó la denuncia «reiterada» de su formación contra el «comportamiento irresponsable del alcalde» que «años tras año se ha opuesto a nuestra petición de reducir el tipo impositivo del impuesto durante los años duros de la crisis, en los que todos hemos tenido que soportar valores catastrales exagerados».

Por ello, el anuncio del Gobierno de la revisión de los valores para 2018 ha sido calificado por el PSOE de «muy buena noticia», ya que «en la práctica supondrá una considerable bajada del recibo del IBI que notaremos en nuestros bolsillos a partir del año que viene». Además, también se recordó que esa bajada afectará a otros impuestos como el de la plusvalía o el impuesto sobre la renta de las personas físicas, además de beneficiar indirectamente a los solicitantes de becas o ayudas sociales «que hasta la fecha eran denegadas por la sobrevaloración del patrimonio de los solicitantes», anunció el portavoz del PSOE.

Fotos

Vídeos