Unidos por Turaniana pide que sigan las obras de Torrequebrada en la parte no afectada por el BIC

Zanjas abiertas dentro de la delimitación del BIC de Turaniana. /
Zanjas abiertas dentro de la delimitación del BIC de Turaniana.

La plataforma acusa al PP y personas de su entorno de tratar de poner a los vecinos contra el yacimiento para ocultar su error con las obras

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Unidos por Turaniana, la plataforma que agrupa a varias asociaciones y colectivos defensores del yacimiento arqueológico del mismo nombre, presentó ayer un escrito ante la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía para, entre otras cosas, reclamar información sobre lo ocurrido con las obras de la avenida de Torrequebrada. Los trabajos se encuentran paralizados desde el pasado jueves, como ha venido informando IDEAL, y desde el Ayuntamiento de Roquetas, impulsor de las obras, sigue sin darse explicaciones sobre los motivos que llevaron a la paralización y que según la Junta tienen que ver con la ausencia de un arqueólogo que debió supervisar la apertura de zanjas en la parte incluida en el BIC del yacimiento, tal y como obliga la ley.

Unidos por Turaniana reclamaba ayer «que se acote la zona arqueológica afectada por las obras y se permita la continuación del resto de la reforma de la avenida Torrequebrada, para minimizar el malestar de los vecinos de la zona».

La plataforma se mostró «preocupada» por la situación de los residentes de la avenida Torrequebrada, que llevaban esperando las obras numerosos años. En este sentido, «los vecinos han alertado sobre una versión de los hechos difundida recientemente, en la que se culpa a los defensores de Turaniana de haber paralizado la obra», algo que ha rechazado, asegurando que «el equipo de Gobierno municipal junto con la dirección de obra son los responsables de esta situación por no haber cumplido el pliego de condiciones de la obra ni haber supervisado correctamente su desarrollo».

Los colectivos defensores del yacimiento calificaron ayer de «manipulación» los rumores y comentarios que por parte del equipo de Gobierno del PP y personas cercanas al mismo, se están difundiendo para tratar de convertir a estos colectivos en los culpables del problema surgido.

El coordinador de Unidos por Turaniana, Juan Miguel Galdeano, indicó al respecto que «mientras el equipo de Gobierno municipal aparentemente guarda silencio sobre este atentado contra el patrimonio histórico roquetero, se van difundiendo rumores que tapan su irresponsabilidad poniendo a los vecinos en contra del yacimiento».

Hay que recordar que la versión dada por la Junta de Andalucía es que fue la propia dirección de obra la que alertó a la Delegación de Cultura de la ausencia de un arqueólogo que debía supervisar los trabajos y la que ordenó la paralización del proyecto. Por su parte, la Junta desplazó el mismo jueves pasado a un técnico para evaluar lo ocurrido, cuyo informe se está redactando en estos momentos, y tras el que se decidirán las acciones a emprender por parte de la Administración autonómica.

Infracción «muy grave»

Al respecto, Unidos por Turaniana recordó a la Junta de Andalucía en su escrito los pasos a seguir en el caso de obras sobre un yacimiento arqueológico, que aparecen en la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía. En ella se establece que dichas obras deben estar autorizadas por la Consejería de Cultura y que «deberán acompañarse del proyecto de conservación», algo que «todo indica que no se ha realizado». Dicha ley establece como «infracción muy grave» la realización de obras «sin haber obtenido previamente las autorizaciones exigidas en los artículos 33.3 y 34.2 o en contra de los condicionantes que, en su caso, se impusieran», con multas que oscilan entre los 250.001 y 1.000.000 de euros.

En base a ello, Unidos por Turaniana preguntó a la Delegación «si dichas obras han sido autorizadas, si tienen constancia de la redacción del correspondiente proyecto de actividad arqueológica y si tienen intención de poner en manos de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo estos graves sucesos».

Como se recordará, forman parte de Unidos por Turaniana la Asociación Posidonia de Aguadulce, la Asociación de Vecinos La Paz de Aguadulce, el Museo Gabriel Cara, Amigos de la Alcazaba de Almería, Grupo Ecologista Mediterráneo y Asociación Athenáa. Todos ellos llevan años denunciando la falta de interés de las Administraciones por este yacimiento arqueológico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos