Unidos por Turaniana y Athenáa reclaman la rehabilitación «urgente» de la torre de Cerrillos

Unidos por Turaniana y Athenáa reclaman la rehabilitación «urgente» de la torre de Cerrillos

Los dos colectivos, de Roquetas y El Ejido, han trasladado a los ayuntamientos la importancia histórica de esta edificación y su deterioro actual

JULIO VALDIVIA

Las asociaciones Athenáa de El Ejido y Unidos por Turaniana de Roquetas, se han dirigido a los ayuntamientos de ambos municipios para alertar de la necesidad «urgente» de rehabilitación de la torre de Cerrillos, ante su deterioro actual, además de informarles del valor histórico de esta construcción.

Los dos colectivos culturales han decidido coordinarse para reclamar conjuntamente estas actuaciones, en vista del «alto grado de deterioro y ruina» en que se encuentra la citada torre, que se encuentra en el límite entre los dos términos municipales.

Athenáa y Unidos por Turaniana ya reclamaron hace una década actuaciones para salvar la torre, pero sigue sin actuarse por parte de las Administraciones, motivo por el que sus responsables, Francisco Espinosa y Juan Miguel Galdeano respectivamente, han mantenido sendos encuentros con los alcaldes de las dos localidades para trasladarles su «grave preocupación» por el estado de la construcción y reclamar una intervención conjunta de los dos municipios que la salve de «su total ruina».

Enclavada en el paraje natural de Punta Entinas Sabinar, la torre de Cerrillos es un elemento histórico levantado en la época de Yusuf I, en el siglo XIV, destinado a proteger la industria salinera cercana y alertar de la llegada de piratas berberiscos y turcos.

Actualmente la torre se incluye dentro del término municipal de El Ejido, pero dada su cercanía a Roquetas, ha sido tradicional su consideración como parte de la localidad. Por ello, las iniciativas para su restauración han sido numerosas en la parte roquetera, debate que en su momento quiso zanjar el Ayuntamiento de la localidad encargando un estudio y negando que formara parte de su término municipal, y por tanto, desentendiéndose de su estado. A pesar de ello, el Consistorio roquetero ha seguido usando la imagen de la torre como promoción turística.

En El Ejido, que viene mostrando más interés por el potencial turístico de Punta Entinas, sí se ha tratado el estado de la torre, aunque por el momento tampoco ha habido ninguna actuación.

Ahora, las asociaciones centradas en el patrimonio histórico de ambos municipios, reclaman una actuación conjunta de las dos localidades, independientemente del término municipal al que pertenezca, por las vinculaciones e importancia que tiene en los dos.

Athenáa y Unidos por Turaniana alertan de las duras condiciones climáticas que soporta la torre, por la influencia del salitre, los vientos y la erosión de las arenas, lo que incide directamente en su estado, y recuerdan que en parecidas circunstancias se encontraba la torre de Punta Entinas antes de que se perdiera. «El estado actual de conservación es muy lamentable y corre el serio riesgo de desaparecer hecha escombros en muy corto plazo, sino se adoptan medidas de restauración y conservación que son precisas, con carácter de urgencia».

En el escrito remitido a los dos municipios, ambos colectivos consideran «inaceptable» que las Administraciones competentes no hayan intervenido para evitar el deterioro «más acusado cada día que pasa» y recuerdan que en virtud de la Ley de Patrimonio Histórico Español , las torres costeras fueron declaradas en su día Bien de Interés Cultural por cuyo estado deben velar las Administraciones. En este caso con el agravante de que la misma se encuentra dentro del Patrimonio del Estado, puesto que está dentro del dominio público marítimo terrestre «por lo que su disponibilidad y accesibilidad es total» de cara a realizar actuaciones en ella.

Como se sabe, hace unos años y gracias a un taller de empleo, se llevó a cabo un trabajo para rodear la torre con un pequeño perímetro, además de instalarse un banco y un panel informativo. Fue un proyecto del Patronato de Punta Entinas del que nada se sabe desde hace años, y que contó con el apoyo de la Dirección General de Costas, que también colaboró con la construcción de las puertas que el Patronato acondicionó en las principales entradas al paraje natural.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos