Ultimátum vecinal al Ayuntamiento para que resuelva el problema de las autocaravanas

Ultimátum vecinal al Ayuntamiento para que resuelva el problema de las autocaravanas

La Asociación de Vecinos Urba-Roquemar ha dado hasta el 28 de febrero para que se aplique la ordenanza o tomarán «otro tipo de medidas»

El asunto de las autocaravanas sigue generando polémica en el municipio de Roquetas de Mar, como viene ocurriendo cada invierno desde hace más una década. Si bien es prácticamente unánime la opinión sobre el potencial turístico que suponen estos visitantes en un municipio que este año ha tenido prácticamente todos sus hoteles cerrados en algunos momentos, también está generalizada la opinión de que hay que adoptar medidas que ordenen esa práctica.

El asunto hace ya años que se trata en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, donde incluso se han aprobado en el Pleno mociones como la presentada en 2010 por el PSOE en la que proponía el acondicionamiento de un área específico para las autocaravanas, propuesta que pese al apoyo de todos los partidos nunca se llegó a aplicar.

Al principio de esta legislatura se creó un grupo de trabajo de todos los grupos para redactar una ordenanza que regule el autocaravanismo, que se aprobó el año pasado y que supuestamente ya está en vigor, aunque las críticas por su falta de aplicación son numerosas.

Una de las que se han producido estos días llega desde la Asociación de Vecinos Urba-Roquemar, de las urbanizaciones turísticas, la zona más afectada por la proliferación de autocaravanas en todos sus rincones junto a parte de Las Salinas. El colectivo vecinal ha enviado un escrito al Ayuntamiento, al que ha tenido acceso IDEAL, en el que da de plazo hasta el 28 de febrero para que «tomen las medidas oportunas para hacer cumplir la ordenanza». Pasado ese plazo «nos veremos abocados a tomar otro tipo de medidas junto con nuestros asociados, comunidades de vecinos afectadas y propietarios de inmuebles, que aun no siendo residentes aquí, están especialmente afectados».

Los vecinos se quejan especialmente de la ocupación de aparcamientos en primera línea de playa que no pueden ser usados por el resto de residentes y visitantes, así como el uso de mesas y sillas en la calle con total impunidad, pese a estar prohibidas por la ordenanza. Una situación que «provoca ruidos y malestar a los vecinos, que ven que les han instalado un ‘campamento’ debajo de sus viviendas».

Además, la instalación de señales en algunos puntos que advierten del uso exclusivo de determinados aparcamientos para las autocaravanas, en primera línea de playa, han generado un enorme revuelo entre los residentes de esta zona.

También denuncian que algunos de estos autocaravanistas «hacen uso del agua pública y vierten sus residuos a las alcantarillas», práctica también prohibida por la ordenanza vigente. «Ocupan espacios y usan bienes públicos para uso privado sin precio, y generan un creciente malestar entre los vecinos que han escogido la Urbanización y Playa Serena para vivir, a la vez que pagan sus puestos por ello».

Moción en el último Pleno

La cuestión también se trató en el último Pleno del Ayuntamiento de Roquetas. Fue con la presentación, por parte del PSOE, de una moción urgente que reclamaba que se hiciera cumplir la ordenanza. La negativa del PP y la abstención de la concejal no adscrita, María José López y de Ciudadanos, evitó que el asunto se llegara a tratar, al no aprobarse la urgencia. Desde el PSOE, la concejal Concepción Cifuentes denunció la existencia de autocaravanas aparcadas «de forma indiscriminada en las calles y en los espacios no permitidos» y justificó la urgencia de la propuesta porque «si seguimos así, se pasa el tiempo y el acuerdo de la ordenanza no está teniendo las consecuencias que los vecinos están pidiendo».

La teniente de alcalde, Eloísa Cabrera, dijo no estar de acuerdo con la afirmación de que no se está trabajando en la aplicación de la normativa. Aseguró que se sí está trabajando en este sentido y la Policía Local está notificando a los autocaravanistas la existencia de esta nueva normativa, para lo que se ha elaborado material informativo en varios idiomas. Cabrera desveló que existe una iniciativa privada para crear la zona de servicio contemplada en la normativa, lo que evitaría que la hiciera el Ayuntamiento, aunque no dio detalles.

La cuestión volvió a tratarse en el punto de ruegos y preguntas, en este caso por parte de la edil no adscrita, María José López, quien aseguró haber comprobado personalmente que se está trabajando por parte del equipo de Gobierno del PP en esta cuestión. López también reclamó que no se pierda de vista la importancia que está práctica puede tener para el turismo, sobre todo a la hora de «romper la estacionalidad que tanto queremos que se solucione».

 

Fotos

Vídeos