«Trámites administrativos», según la Junta impiden la apertura del ramal de El Solanillo

«Trámites administrativos», según la Junta impiden la apertura del ramal de El Solanillo

La Administración autonómica asegura que únicamente se debe un pequeño porcentaje que se paga al recepcionar la obra, trámite que todavía no se ha realizado

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

La Junta de Andalucía salió ayer al paso de las acusaciones del alcalde, Gabriel Amat, sobre la existencia de una deuda pendiente con la empresa constructora, que estaría impidiendo la apertura del ramal del final de la variante para conectar con El Solanillo, Llanos de Vícar y La Mojonera, pendiente como ha venido informando IDEAL en estos meses, desde que el pasado mes de noviembre se pusiera en servicio esta vía de comunicación.

Según señalaron a este diario fuentes de la Junta de Andalucía, el retraso en la puesta en servicio de la vía «no es una cuestión de deuda con la empresa constructora» ya que «la Junta ha abonado el coste de la infraestructura», aunque sí se matiza que únicamente falta por abonar la liquidación final, que se produce al recepcionar la obra, trámite que todavía no se ha realizado. Ese importe es una cantidad inferior al 10 por ciento del total invertido, por lo que según la Administración autonómica no se trata de una cuestión de impagos.

Al parecer, de acuerdo con la justificación dada, «Fomento trabaja para completar unos trámites administrativos necesarios e imprescindibles para poder recepcionar la obra». Esos trámites «se han visto afectados, como ha ocurrido con otros proyectos y a otras administraciones, por la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos Públicos», si bien hay que recordar que esta nueva normativa entró en vigor el pasado mes de marzo, es decir, bastantes meses después de que se inaugurara la variante, en cuyo acto de puesta en servicio se aseguró el ramal entraría se abriría en cuestión de «días».

Desde la Junta se señaló que «esperamos completar cuanto antes este procedimiento y abrir el ramal de El Solanillo como hicimos con el resto de la variante de Roquetas tras una inversión de 43 millones de euros».

Como se sabe, el alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, arremetió contra la Junta este pasado viernes por el retraso en la apertura de esta conexión de la variante hacia La Mojonera. Sobre ella ya preguntó hace unos meses Izquierda Unida en el Parlamento andaluz, sin que hasta el momento se hubiera dado respuesta por parte de la Administración autonómica.

El ramal cerrado, aliviaría las conexiones actuales del final de la variante con la Urbanización y con Cortijos de Marín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos