Roquetas de Mar se viste de luces

'El Fandi' se luce en banderillas. /EFE
'El Fandi' se luce en banderillas. / EFE

Esta noche, la clase práctica para alumnos de escuelas taurinas permite ver sobre el albero salinero a quienes pretenden estar en los carteles de ferias futuras | El coso de Las Salinas celebra, desde hoy, las fiestas del Puerto con las figuras

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Ayer se cumplieron 16 años de la inauguración de la Plaza de Toros de Roquetas de Mar, municipio que ya antes había tenido sus espectáculos taurinos en una plaza portátil. Hoy, un día después de aquella onomástica, Roquetas vuelve a vestirse de luces -anoche lo hizo para escuchar el pregón del periodista taurino Juan Belmonte que supone el sonar de 'clarines y timbales' a los festejos- para vivir una feria que es, sin lugar a dudas, referente para la provincia almeriense a la altura, en cuanto a número de festejos, a la de otras manifestaciones taurinas de la provincia como puede ser Vera.

Esta noche, desde las nueve, la ya habitual presencia de alumnos de distintas escuelas taurinas se lucen al cobijo de la Escuela Municipal Taurina de Almería que dirige Ruiz Manuel y que es quien organiza el certamen en el que se dan cita seis aspirantes a figurar en los carteles de los festejos mayores, ya sea en Roquetas de Mar o en cualquier plaza del mundo.

El coso taurino salinero se caracteriza por la excelente respuesta del público
De hecho, en las últimas ferias siempre se puso el cartel de 'no hay billetes', justificando de este modo la idoneidad de la realización de los festejos taurinos en el municipio roquetero. Su plaza cumplió ayer 16 años desde su inauguración.

El coso salinero se convierte en lugar de 'peregrinaje' para los taurinos de Almería y de provincias limítrofes que aprovechan la ocasión para hacer turismo y disfrutar de un par de días de fiesta con los toros como pretexto. Estos festejos son una forma de enganchar porque las dos tardes grandes ofrecen la posibilidad de ver a grandes figuras de la tauromaquia, cada uno con su particular letanía. Unos gustarán más a un grupo de aficionados y las formas de otros toreros atraerán a otros sectores de un sector que, aunque tiene forofismos, también tiene lealtad a quien se la juega cada tarde por distraer a quienes pagan y ocupan sus asientos, pero también por distraerse.

Serán dos tardes y una noche disfrutar de lo mejor de la fiesta, de quienes se abren camino y para los que las novilladas en clase práctica son una forma de curtirse hasta quienes ya tienen el camino hecho y prometen espectáculo con la presencia de dos encierros, el primero de El Pilar y el segundo de Alcurrucén, para El Fandi, José María Manzanares y Roca Rey, mañana sábado, y para Enrique Ponce, Julián López 'El Juli' y Miguel Ángel Perera, el domingo.

El futuro

Quienes pretenden ganarse un puesto en un futuro en los carteles de las ferias más preciadas del mundo tienen hoy una nueva oportunidad de pulir defectos y acrecentar virtudes. Roquetas de Mar se ha caracterizado por ser una plaza en la que las oportunidades a los jóvenes alumnos de escuelas taurinas es un hecho. Escogida siempre para el Certamen de novilladas sin caballos televisadas por Canal Sur TV, que en este año cumple ya 24 ediciones, el coso salinero es lugar de encuentro para lidiar seis novillos pertenecientes a Gerardo Ortega que serán lidiados por Adrián Villalba, de la Escuela Taurina de Albacete; Borja Ximeli, de la Escuela Taurina de la Comunidad de Madrid; David Martínez, de la Escuela Taurina de Guadalajara; Miguel Polope, de la Escuela Taurina de Valencia, y Jorge Martínez y Abraham Fernández, de la Escuela Municipal Taurina de Almería.

El primero de los dos almerienses es ya un triunfador. De hecho, el pasado junio salió triunfador en el certamen de las Escuelas Taurinas de Andalucía y lo hizo con el recuerdo de ser, el año pasado, el autor de la mejor faena de la Feria de Santa Ana, recibiendo el 'Sueños de Gloria' que la Peña Taurina de Roquetas de Mar concede cada año al novillero sin caballos más destacado de la novillada celebrada en la Feria de Santa Ana. Jorge dejó mucho sello el día que debutaba de luces en público. Su faena fue reveladora como consecuencia de una actuación con mucha personalidad. Hubo momentos sobresalientes al natural y, aunque sólo cortó un trofeo, todo el mundo salió hablando de las enormes cualidades que tiene el joven alumno de la Escuela Municipal Taurina de Almería.

Los mayores

Los dos festejos mayores cuentan, en la primera tarde con el diestro granadino David Fandila 'El Fandi', que salió a hombros por la puerta grande del coso salinero de Roquetas de Mar en la primera corrida de toros de la pasada temporada y que fue elegido triunfador para seguir así su particular 'idilio' con el municipio roquetero. Este se reencontrará con un encierro con el que consiguió el triunfo, el de la ganadería de El Pilar, que recibió el premio Flautista por el buen juego del toro de nombre Buscoso al que el diestro granadino le cortó las dos orejas.

Manzanares vuelve a un coso donde también encuentra su particular poso taurino. Ha triunfado varias veces en el coso salinero como lo hace en cualquier feria que se precie. El alicantino triunfa porque emplea una regla en la que entra de lleno el conocimiento que posee sobre la lidia. Esta habla de la doble 'vertiente' del tiempo, sobre todo de eso, porque el tiempo tiene que ver con la velocidad a la que se mueve la mano o del que hay que darle al animal para que no se 'vacíe' antes de tiempo y de espacio.

Ese día, Manzanares mostró su privilegiada cabeza con la muleta para componer una faena extensa, por número pero sobre todo por la calidad en la ejecución, con pases profundos pregonados en zona sin ventaja, en los medios. En ellos hizo que el toro luciera, que fuese más toro a cada una de las tanda.

Andrés Roca Rey se presenta como un hecho. El diestro limeño, triunfador en San Fermín, no pudo estar en el coso salinero la pasada feria para corroborar lo hecho en 2016 donde cortó cuatro orejas y un rabo, y vendrá a mostrar su toreo intenso, con la quietud de sus formas como principal argumento, al que lo de las distancias tampoco parecen importarle mucho. Un torero que se deja todo lo que tiene en el ruedo y que, por tanto, garantiza una tarde de emociones fuertes y toreo de muchos quilates.

Tres formas

El domingo es un festejo en el que se ven tres diestros con diferentes formas de interpretar el toreo. De un lado, Enrique Ponce, con su estética y maestría para imponerse; por otro Julián López 'El Juli', con un toreo de dominio, poder y engaño y, para cerrar la tarde, las formas del pacense Miguel Ángel Perera, que vuelve tras su sonoro triunfo en la feria roquetera, en 2017.

Ponce sigue fiel a su letanía. Su toreo estético engancha a sus fieles, enerva a sus enemigos, pero ahí sigue 'mirando' a los toros para adivinar, de antemano, todo lo que precisa hacer para conseguir el triunfo. Maestría, estética y sabiduría, a partes iguales, son sus formas, el camino hacia el triunfo. Lo tratará de conseguir en una tarde en la que se verá con reses de Alcurrucén.

El Juli vuelve porque el pasado año no estuvo en el coso roquetero y tampoco 'estuvo' en su anterior presencia, en la que solo cortó una oreja, en una tarde poco afortunada. Sin embargo, es un diestro al que se espera por su toreo. Ante uno de Alcurrucén -'Licenciado' de nombre- se exhibió en el mano a mano con Ginés Marín.

Quien está por derecho propio en la feria roquetera es Miguel Ángel Perera. El año pasado, con un sello propio, el del dominio, hizo dos faenas de diferente resultado, pero de idéntico valor. El de Puebla del Prior, que entró por la vía de la sustitución ante la no presencia de Roca Rey, salió por la puerta grande del coso salinero por una expresión propia, común a la de todas sus tardes. El extremeño no entiende el toreo de otra forma que no sea la del dominio como máximo común divisor y junto a eso los apliques del temple y la firmeza para ejercer su dominio sobre el albero. Sus faenas, cuando son cuajadas, no tienen otro final que el 'amén' de quien asiste a su particular liturgia. Una nueva oportunidad para ver un toreo que garantiza una tarde intensa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos