Roquetas de Mar y El Ejido se unen para 'salvar' la Torre de Cerrillos

Roquetas de Mar y El Ejido se unen para 'salvar' la Torre de Cerrillos

Ambos municipios alertaron del riesgo de colapso de la torre y acordaron estudiar su arreglo, que debería mantener la Junta

JULIO VALDIVIA

Los ayuntamientos de Roquetas de Mar y El Ejido, escenificaron ayer un gran entendimiento con respecto a la necesidad de salvar, restaurar y poner en valor la Torre de Cerrillos, situada justo entre los términos municipales de ambas localidades. Sus alcaldes, Gabriel Amat y Francisco Góngora, respectivamente, firmaron un convenio de colaboración con el que se iniciarán los estudios para cumplir con esos objetivos.

Se trata de un acuerdo que llega tras largos años de denuncias y quejas sobre el mal estado que presenta la torre, hasta el punto de que hace tiempo que ha advertencias sobre su inminente riesgo de colapso. La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, de la que dependen estos bienes culturales, hasta ahora únicamente ha llevado a cabo un estudio sobre el estado en el que se encuentra esta infraestructura, mientras que la Dirección General de Costas, propietaria de la misma, tampoco ha llegado a actuar.

Ahora, y tras muchas peticiones, los dos municipios se han unido para comenzar a actuar en un acuerdo que pasará, en primer lugar, por asegurar la torre para impedir que colapse antes de su arreglo. Posteriormente se procederá a su restauración y, por último, se quiere llevar a cabo un proyecto para su puesta en valor.

Así lo anunciaron ayer Góngora y Amat, que recordaron que la situación de la torre «no es competencia de los ayuntamientos, en este caso estamos asumiendo una cosa de Cultura», dijo el primer edil roquetero, quien advirtió que una vez hecho el estudio, para lo que se invitará también a los técnicos de la Junta de Andalucía, habrá que pedir permiso a Cultura para actuar.

De Roquetas de Mar y El Ejido

Gabriel Amat dijo que la torre era un «símbolo» para ambos municipios y aseguró que «no sabemos si es más trozo de El Ejido o de Roquetas». Una afirmación que ayer llamó la atención de los defensores del lugar, que recordaron que el Ayuntamiento negó hace años que la torre perteneciera a su término municipal. Ese desinterés de Roquetas hizo que El Ejido la asumiera como propia, aunque tradicionalmente se ha considerado roquetera.

Amat, resaltó en su intervención los lazos que unen a Roquetas con El Ejido y la fortaleza de toda la comarca en la que se encuentran. «El desarrollo de la provincia, en un porcentaje muy alto, se debe al Poniente» dijo tras asegurar que «somos municipios unidos por muchas cosas».

Por su parte, el alcalde de El Ejido resaltó la importancia de la torre como uno de los restos patrimoniales más importantes de la provincia. Góngora se refirió al «estado lamentable» que presenta la torre, por lo que aseguró que «vamos a tener que trabajar rápido tratando de consolidar la torre».

Sobre los pasos a seguir todavía no se conocen muchos detalles, ya que como reconoció el alcalde roquetero «ahora mismo no tenemos ni idea de qué se puede hacer». Serán los técnicos de ambos municipios y los de la Junta, si finalmente quiere colaborar, los que analicen el estado de la edificación y las actuaciones que se pueden llevar a cabo.

Unidos por Turaniana

Desde Unidos por Turaniana, su coordinador, Juan Miguel Galdeano, celebró el acuerdo recordando que hace unos meses tanto la plataforma roquetera como la asociación Athenáa de El Ejido, mantuvieron sendos encuentros con los dos alcaldes para «ponerles en contacto» y alertarles del estado de la torre. «Nos alegramos que hayan seguido nuestra petición, pese a que ahora no se nos mencione», dijo Galdeano.

Unidos por Turaniana pidió que no se utilice políticamente la torre y recordó que la misma es BIC por un decreto del Gobierno de España que las protegió todas, siendo de titularidad estatal, aunque la protección y salvaguarda de la misma corresponde a la Junta de Andalucía «que en este caso está haciendo dejación de funciones».

No obstante, y con respecto a la implicación de los ayuntamientos ante la pasividad de la Junta, Galdeano recordó que «no es una excepción, todos los municipios luchan, pelean y defienden su patrimonio, ahora parece que sea algo extraordinario, pero es lo habitual que los municipios se impliquen», dijo para celebrar el reciente interés de Roquetas por la torre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos