El PP rechaza abrir expediente informativo a Hidralia por las inundaciones recientes

El PP rechaza abrir expediente informativo a Hidralia por las inundaciones recientes

La moción de IU que lo pedía fue rechazada y desde el PP se aseguró que las balsas de tormentas funcionaron «perfectamente»

Los problemas tras las fuertes lluvias de hace dos semanas, con inundaciones de agua que incluyeron aguas residuales en algunos puntos, según las denuncias de la oposición y vecinos, llegaron ayer al Pleno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar. Izquierda Unida presentó por la vía de urgencia una moción para la apertura de un expediente informativo a la empresa Hidralia, con el fin de depurar responsabilidades con respecto a una problemática que depende de la empresa concesionaria en gran medida.

Desde la formación de izquierdas intervino Sensi Marcos, que recordó las «graves incidencias» sufridas en días pasados de las que «todos hemos sido testigos», acusando a la concesionaria de «dejación de funciones» con calles inundadas, en muchos casos con residuos cloacales.

Marcos alertó de los efectos que lo ocurrido puede tener sobre las plagas, no solo de mosquitos, sino de ratas o cucarachas y defendió la apertura del expediente, de momento informativo, para saber por qué las grandes infraestructuras acondicionadas supuestamente para evitar los problemas «tuvieron un funcionamiento irregular».

¿20 o 144 litros?

En el Pleno hubo diferentes cifras sobre el agua caída en las últimas lluvias. Mientras que IU dijo que el sistema se desbordó pese a que cayeron apenas 20 o 30 litros por metro cuadrado, una cifra muy baja, el PP habló de 144 litros. Lo cierto es que las mediciones de la estación meteorológica del Puerto de Roquetas, dependiente de la Agencia de Puertos, cifran en 61,8 litros el agua caída durante todo el último mes (209 en todo el año).

La concejal de IU recordó que dentro del recibo del agua que pagan todos los roqueteros, se incluye también el pago por los servicios de saneamiento y se preguntó por la efectividad de los servicios que la empresa concesionaria dice tener, sobre las previsiones meteorológicas, el telecontrol o los equipos de actuación inmediata. Por último, la edil mencionó casos de otros municipios como Móstoles, Vitoria o Torrevieja, que han abierto expediente, en algún caso sancionador, a las empresas concesionarias por incumplimiento de sus obligaciones y criticó que desde el Ayuntamiento no se controle el funcionamiento de las del municipio. «Hay que pedir explicaciones», concluyó.

Desde Ciudadanos, su portavoz, Lourdes García, se mostró de acuerdo con el contenido de la moción, pero anunció su abstención por considerar que la Mesa del Agua que su grupo propuso es el lugar en el que se deben tratar estas cuestiones de carácter técnico. García sí se mostró partidaria de que los técnicos y los responsables de Hidralia, «deben dar explicaciones».

También desde el PSOE se vio con buenos ojos que Hidralia explique lo ocurrido, su portavoz, Manolo García, dijo que «no podemos cerrar los ojos ante la realidad» y recordó que hay problemas en cuanto llueve «20 minutos». García consideró necesario comprobar los problemas que hay en puntos concretos donde surgen incidencias «constantemente», entre los que citó la estación de la Ribera de la Algaida, que es objeto de averias habituales con vertido de aguas fecales sobre el espacio natural.

Desde el PP se produjo una doble respuesta, la primera en hablar fue su portavoz, Eloísa Cabrera, quien tras asegurar que esta cuestión también les preocupa («no somos marcianos», llegó a asegurar) sí se mostró satisfecha con los medios que se han puesto para reducir la problemática. «La memoria es frágil y ya nadie se acuerda de lo que pasaba en el Paseo de los Baños, en Las Marinas o en la central de compras cuando llovía», dijo. Cabrera afirmó con rotundidad que «las balsas de tormentas han funcionado perfectamente» y aunque reconoció que hace falta otra en la avenida de Sudamérica, aseguró que la de la Urbanización aún no está funcionando.

Por su parte, el alcalde, Gabriel Amat, habló de «disparates» algunas de las afirmaciones realizadas por IU. Según Amat, en general, y pese al agua que cayó «en 5 o 10 minutos ya estaba todo seco». El primer edil afirmó que siempre que llueve está pendiente de los problemas, desplazándose personalmente a los puntos conflictivos y culpó de las inundaciones de Las Marinas y la entrada a la Urbanización, a la insuficiencia de los pozos drenantes de la Variante, así como el agua procedente de invernaderos y caminos de la zona.

Sin acuerdo para pedir de forma unánime la salvación de CEMEX

La cercanía de las próximas elecciones andaluzas planeó durante toda la sesión con varias alusiones a ellas y las estrategias y posicionamientos de los partidos. Especialmente crítica fue en este sentido la portavoz del PP, Eloísa Cabrera, que acusó a los demás de intervenir en clave electoral. Quizá eso fue lo que impidió que se aprobara por unanimidad una cuestión tan sencilla y con la que todos estaban de acuerdo, como el apoyo a los trabajadores de la cementera de Gádor y la petición de que intervengan las administraciones para salvarla.

Se presentaron dos mociones en este sentido, una por parte de Izquierda Unida y otra, a última hora, por parte del Partido Popular. La de IU era más escueta y pedía que se trabajara para evitar su cierre, mientras que la del PP incluía cuestiones como que se dieran facilidades legales y normativas para el mantenimiento de la planta, lo que a juicio de IU abría la puerta a hacer excepciones en las normas medioambientales con la cementera. La postura de IU tuvo el apoyo del PSOE, que consideró más correcta y «aséptica» la moción de la formación de izquierdas.

Tras varios minutos de debate, que a punto estuvieron de acabar en un receso para analizar la cuestión, ni PP, ni IU cedieron en sus puntos de vista. Amat dijo que no podía modificar la moción presentada por su grupo, porque no la habían hecho ellos y dio a entender que tenía el compromiso de aprobarla íntegra. Por ello, y pese a los llamamientos al acuerdo por parte de los demás, finalmente las mociones se votaron por separado, saliendo adelante la del PP y rechazándose la de IU.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos