El PSOE culpa a PP del problema de transporte escolar y exige que se implique en su solución

El colegio Torrequebrada es uno de los que tiene la mayor parte de su alumnado en zonas lejanas. :: R. I./
El colegio Torrequebrada es uno de los que tiene la mayor parte de su alumnado en zonas lejanas. :: R. I.

Para los socialistas, el problema de este verano evidencia la mala ubicación de los colegios y la ausencia de transporte urbano

J. VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Los problemas surgidos con la aplicación de la nueva normativa sobre transporte escolar, siguen generando reacciones y valoraciones en el municipio roquetero. Ayer jueves el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar anunciaba la presentación de una moción en la que exige que el Consistorio se implique en la solución a un problema sobre el que responsabilizan al equipo de Gobierno del PP.

Para el portavoz socialista, lo ocurrido con el transporte escolar «ha dejado al descubierto las vergüenzas del alcalde y el PP en materia de urbanismo y transporte urbano de Roquetas», dijo Manolo García. El portavoz socialista aseguró que en el trasfondo de lo que está ocurriendo hay dos problemas «evidentes» que se dan de manera especial en Roquetas y que el nuevo reglamento ha dejado en evidencia. Por un lado la ausencia de transporte urbano, que en cualquier ciudad cubre estas necesidades escolares habitualmente, y por otro, que el Ayuntamiento ha estado cediendo los «peores terrenos a la Junta para la construcción de centros educativos, primando los intereses de los promotores sobre el de los servicios de los ciudadanos». De forma que hay casos en los que los centros se encuentran muy alejados de los lugares en los que residen sus alumnos, denunció el PSOE.

Así, en Roquetas se dan situaciones como que en algunos casos la última parada de transporte escolar para llegar al centro está a escasos 200 metros de éste, cuando la normativa fija esa distancia en 2 kilómetros. «Es difícil encontrar en toda Andalucía un lugar con los problemas de Roquetas de Mar, con colegios tan lejos de las zonas residenciales y sin un transporte urbano que les conecte adecuadamente como ocurre en cualquier ciudad, donde el transporte escolar es algo especial que se reserva a los alumnos que residen fuera del casco urbano y en núcleos pequeños», dijo el portavoz socialista.

Desde el PSOE se aseguró que el servicio de transporte escolar seguirá prestándose por parte de la Junta de Andalucía para aquellos alumnos que ya lo tenían, mientras que los nuevos deberán cumplir los requisitos que establece la nueva normativa, y que reconoce el derecho a contar con él para aquellos alumnos que residan a más de 2 kilómetros de su centro y que se vean obligados a desplazarse fuera de su localidad o residan en núcleos dispersos de población o diseminados. Ya que, según recuerda Manolo García «este servicio en modo alguno puede suplir las carencias de transporte, que es lo que está pasando en Roquetas».

Por ello, y teniendo en cuenta el papel responsable del Ayuntamiento en esta cuestión, la moción del PSOE propone que el Consistorio contrate un servicio de transporte escolar temporal, que complemente los que presta la Junta, para aquellos alumnos que no se ajustan a los requisitos del mismo. «Si realmente están tan preocupados -en referencia a Amat y su equipo- en resolver el problema, esa es la solución temporal más viable, hasta que este municipio tenga de una vez un servicio de transporte urbano que cada día usan millones de estudiantes en toda España para llegar a sus colegios, y que en Roquetas no se presta porque su Ayuntamiento está más preocupado en regalar inversiones a otras administraciones que en gastar el dinero de los roqueteros en las necesidades que son de su responsabilidad».

El PSOE recordó que la Junta está adaptando la norma de forma progresiva, ya que la aplicación estricta de la misma dejaría a un gran número de estudiantes sin este servicio, pero entiende que el Ayuntamiento debe implicarse también para «dar una solución ahora y en el futuro a un problema que ha generado su modelo de urbanismo y su particular forma de ver los servicios, abandonando los que son propios y atribuyéndose los ajenos que le interesan».

En este sentido, Manolo García acusó de «cinismo» al PP, cuando en los 17 años que hace que Roquetas superó los 50.000 habitantes, que obligan a contar con un servicio urbano de transporte, «no ha invertido ni un solo euro en ello más bien al contrario, aprovechándose del servicio que ha venido prestando el Consorcio Metropolitano, mientras gasta decenas de millones de euros en obras y actuaciones ajenas», comentó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos