ROQUETAS DE MAR

El problema de los mosquitos vuelve a irse de las manos en Roquetas

El problema de los mosquitos vuelve a irse de las manos en Roquetas

Desde el pasado fin de semana se han multiplicado las quejas por la presencia de mosquitos en buena parte del municipio

El verano en Roquetas acaba justo como empezó. Si en los primeros días de temporada alta turística la plaga de mosquitos generó una enorme polémica con decenas de mensajes en redes sociales que llegaron a trascender más allá de las fronteras provinciales, tan solo ha hecho falta un poco de lluvia, para que los mosquitos vuelvan a generar numerosas denuncias vecinales estos días.

Los encharcamientos de los últimos días han vuelto a provocar la aparición de numerosos mosquitos, especialmente en zonas como las inmediaciones de las ramblas, como ha podido comprobar IDEAL estos días, y tal y como vienen denunciando vecinos de lugares como El Parador o Las Salinas.

En el caso de Las Salinas, la presencia de mosquitos es especialmente virulenta en las inmediaciones de las dos ramblas que delimitan este barrio, la del Cañuelo, donde hay lugares como los alrededores del antiguo mercado de abastos que están llenas de estos insectos, o la rambla del Pastor, con presencia de auténticas nubes de mosquitos. Allí aparecieron los primeros problemas este fin de semana, días después de las últimas lluvias, pero la plaga se está extendiendo hacia Roquetas pueblo a medida que pasan los días, y ya hay problemas en lugares como el entorno del Parque de Los Bajos.

El Parador y Aguadulce también están sufriendo picaduras de mosquitos en sus espacios libres y viviendas. Es el caso de Las Colinas de Aguadulce, donde la asociación de vecinos confirma a IDEAL su presencia desde principios de este mes de septiembre. «Con las cuatro gotas que han caído, tenemos problemas de mosquitos en los puntos de siempre», explicó su presidente, Juan Carlos Oyonarte, que sitúa esa problemática en los imbornales que evacúan directamente a los taludes y donde se forman encharcamientos en los que la presencia de larvas es evidente estos días.

También en la Urbanización, zona que aparentemente este verano se libró en gran medida del problema, estos días hay quejas por su presencia. La presidenta de la asociación Urba-Roquemar, Melanie Homburg confirmó a IDEAL la existencia de mosquitos en esta parte turística, «lo que no ha habido en todo el verano lo tenemos ahora», indicó.

Ante el regreso de estos molestos insectos, la pregunta generalizada en el municipio es por qué siendo una cuestión tan previsible y sobradamente estudiada, con propuestas que inciden de forma especial en los tratamientos preventivos, sigue dándose la aparición de plagas importantes días después de unas escasas lluvias, hasta el punto de impedir a residentes y visitantes de varias zonas del municipio, disfrutar al aire libre, especialmente a primera hora de la mañana y última de la tarde.

Como se recordará, la cuestión de lleva mucho tiempo generando polémica en el municipio, especialmente en los últimos años, cuando el problema ha crecido exponencialmente. Prácticamente todos los partidos han presentado propuestas para crear planes, ordenanzas y diferentes planificaciones permanentes de lucha contra las plagas.

En el trasfondo de la cuestión, según denunció la oposición en los últimos meses, una clara falta de personal del servicio, que se tiene que apoyar en empresas externas para poder realizar las labores en momentos de mayor incidencia, a fin de controlar las plagas. Los ecologistas siguen insistiendo en la realización de tratamientos preventivos antes de que éstas se desaten, tal y como recomendaron los expertos de la Diputación de Huelva en su día.

También hay problemas de moscas en numerosas zonas

Si bien los mosquitos son los más molestos por las picaduras que ocasionan y que en los casos más extremos pueden requerir incluso tratamiento médico de urgencias, en algunos momentos de este verano también ha sido importante la presencia de moscas. Es el caso de Las Salinas, donde como apuntan los vecinos, antes de la llegada de los últimos mosquitos, el barrio estaba lleno de moscas, que ahora se han unido a los mosquitos.

 

Fotos

Vídeos