Preparan una gran movilización para pedir la declaración de BIC para Las Salinas

Preparan una gran movilización para pedir la declaración de BIC para Las Salinas

Quieren que la Junta se implique para declarar BIC este espacio de interés histórico, lo que bloquearía los planes urbanísticos que el PP tiene sobre él

JULIO VALDIVIA

A falta del permiso de la Subdelegación del Gobierno, la plataforma Salvemos las Salinas anunció ayer que prepara una gran concentración para defender este espacio y reclamar a la Junta de Andalucía su declaración como BIC, Bien de Interés Cultural.

La concentración se ha previsto para el domingo 21 de enero a partir de las 12.30 del mediodía, y se llevará a cabo en las inmediaciones de las Salinas de San Rafael, en un lugar aún por concretar de los organizadores.

Los defensores de este espacio basan su reclamación en el «valor histórico, etnológico e industrial», que tienen unas salinas que estuvieron en producción durante largo tiempo y que quedarían completamente destruidas de prosperar los planes urbanísticos que el Ayuntamiento de Roquetas pretende impulsar en esta esta zona.

Desde Salvemos las Salinas se aseguró ayer que «las Salinas de San Rafael fueron unas instalaciones salineras que estuvieron en funcionamiento durante casi todo el siglo XX. En base a un engranaje formado por canales, compuertas, túneles, balsas y grúas, se conseguía desecar el agua marina y extraer la preciada sal».

El colectivo explicó que «si consiguiésemos que esta zona gozase de esta protección, no solamente evitaríamos que se construyera sobre ella, sino que estaríamos poniendo en valor un parte fundamental del patrimonio histórico de nuestro municipio».

Como se sabe, desde que hace más de un año el Ayuntamiento de Roquetas decidiera retomar el proyecto de urbanización la zona comprendida entre Roquetas, Aguadulce y El Parador, se han venido produciendo movilizaciones en contra del proyecto por parte de colectivos conservacionistas. Unas protestas que ya el año pasado lograron reunir más de 30.000 firmas y una fuerte oposición ciudadana y que con la reciente aprobación inicial de la innovación que divide la futura urbanización en cuatro sectores para favorecer su desarrollo, han llevado al nacimiento de una plataforma.

Sus quejas son por un lado la destrucción de las viejas salinas de San Rafael, en cuya parcela se ubicarían los terrenos más atractivos para los promotores, los existentes en primera línea de playa, en los que hay intereses de grandes promotoras. Por otro lado, denuncian la presión a la que se verá sometida la Ribera de la Algaida, que aunque no será destruida directamente, ya que la zona es objeto de batallas judiciales desde hace años a costa del deslinde de Costas, sí quedará rodeada con los planes urbanísticos del Consistorio.

Los defensores de este espacio critican las prisas del PP por desarrollar toda esta zona cuando en Roquetas hay todavía miles de viviendas vacías.

Forman parte de la plataforma Salvemos las Salinas la Asociación Posidonia de Aguadulce, Serbal, Ecologistas en Acción, Asociación de Vecinos de Las Colinas de Aguadulce, Asociación de Vecinos La Paz de Aguadulce, la plataforma Unidos por Turaniana, Amigos de la Alcazaba, Grupo Ecologista Mediterráneo, Asociación Athenáa, Acuíferos Vivos, Asociación Sapere Aude UAL, Asociación de Educación Ambiental ‘El árbol de las piruletas’ y Grupo Ecologista del Andarax.

 

Fotos

Vídeos