Preocupación en Roquetas por los efectos de una huelga de limpieza en pleno agosto

Ciudadanos reclama al equipo de Gobierno que acabe con la «incertidumbre» de los trabajadores de Urbaser y evite la huelga

JULIO VALDIVIA

La noticia sobre la convocatoria de huelga indefinida del servicio de limpieza y recogida de basuras a partir de la medianoche del 16 de agosto, ha generado enorme preocupación en el municipio. La convocatoria, aprobada en asamblea de trabajadores hace unos días, aún está en el aire, a la espera de las negociaciones y contactos que se pudieran producir estos días. Se produce tras la negativa de la empresa concesionaria, Urbaser, que como se sabe tiene el contrato prorrogado desde hace casi dos años por vencimiento del mismo, a negociar un nuevo convenio colectivo a la espera de que se resuelva el concurso del nuevo contrato, cuyo pliego se aprobó en el pleno del pasado mes de julio tras largos meses de espera.

Así, Ciudadanos hizo un llamamiento al equipo de Gobierno y los propios trabajadores, para que eviten una huelga en las fechas clave del sector turístico. Su portavoz, Lourdes García, solicitó una respuesta «urgente» por parte del equipo que encabeza Gabriel Amat «para atajar la situación que padecen los trabajadores».

La edil de la formación naranja consideró que una huelga en estos momentos sería «un verdadero desastre» para el sector turístico, por lo que «exigió» un «compromiso máximo y esfuerzo para atender las demandas de los trabajadores». Además, reclamó «los medios necesarios» para poner fin al conflicto laboral abierto y confió en que «se haya aprendido de los errores» tras lo ocurrido estos días.

Desde Ciudadanos se respaldó la posición de los trabajadores de Urbaser y su postura «que no es otra que el cumplimiento de un convenio», recordando que «el actual venció en diciembre de 2015» y criticando que «parece que muchos olvidan que estamos hablando de un servicio vital para los vecinos y visitantes de Roquetas».

Lourdes García aseguró que «el equipo de Gobierno no puede tener a más de 250 trabajadores más tiempo a la espera, con incertidumbres constantes y sin unas condiciones laborales definidas», además de reclamar una solución a un problema de limpieza que «cada año es peor».

La posición de Ciudadanos es similar a la manifestada por el PSOE e Izquierda Unida este pasado lunes. Hay que recordar también la de la concejal no adscrita, María José López, que consideró una «irresponsabilidad» la convocatoria y reclamó que se espere a la firma de un nuevo contrato.

A las reacciones políticas de estos días, se suman las de empresarios del sector turístico, alarmados por el daño que una huelga de este tipo puede ocasionar a un pilar económico muy importante para el municipio en los días más importantes del año. De hecho, se teme que sólo la amenaza de huelga desvelada estos días, pueda afectar ya a las reservas de última hora, cada vez más frecuentes en el sector, según fuentes consultadas por IDEAL. Desde las empresas turísticas, se reclama al equipo de Gobierno para que tome medidas «urgentes» que permitan evitar la huelga.

Vecinos

En parecidos términos se expresaron colectivos vecinales, en declaraciones a IDEAL. Es el caso de la asociación Urba-Roquemar, presente en las urbanizaciones turísticas, cuya presidenta, Melanie Homburg pidió «que se arregle» el problema cuanto antes y reconoció que existe preocupación en la zona, tanto por vecinos como por comerciantes.

Homburg aprovechó para reclamar la mejora de un servicio que a su juicio debe prestarse acorde con el precio que los ciudadanos pagan por él. «Queremos un mejor servicio, actualmente es precario y lo que se está haciendo no es lo que quisiéramos», aseguró.

Similar postura tuvo Juan Carlos Oyonarte, de la asociación de vecinos de Las Colinas quien aunque dijo estar comprometido con la defensa de los derechos de los trabajadores y que estos reciban «lo que corresponde», también criticó las fechas de la convocatoria de huelga, que calificó de «inadmisible», además de reclamar servicios mínimos adecuados, en caso de confirmarse la convocatoria de la huelga.

Oyonarte consideró que «Roquetas ya está insalubre de por sí» y se preguntó por el destino del dinero que los vecinos pagan cada año por el servicio, viendo los problemas existentes actualmente. Particularmente en Aguadulce, el presidente de Las Colinas denunció que en la zona sólo se cuente con media docena de barrenderos. Además, también criticó que el servicio tenga que depender del área de Hacienda y no del de Medio Ambiente, como ocurre en cualquier ciudad. «Sólo faltaba que el aseo urbano funcione en función de los números que haga Hacienda», criticó.

Fotos

Vídeos