El pleno tratará hoy el convenio con la Junta para la construcción del HARE

El asunto, que lleva meses generando polémica, provocó ayer un nuevo enfrentamiento entre el PSOE y el PP

JULIO VALDIVIA

El Pleno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar celebra hoy sesión ordinaria para, entre otros asuntos, tratar el convenio con la Junta de Andalucía para la construcción del HARE, Hospital de Alta Resolución y Especialidades. Se trata de una sesión que acumula semanas de retraso sobre los planes iniciales del equipo de Gobierno, después de que la oposición denunciara la intención de aprobar un borrador de convenio sin los preceptivos informes de Secretaría e Intervención, y con campos en blanco.

Ahora, con todos los informes ya incluidos en el expediente, los grupos municipales deberán decidir hoy si el Consistorio da el visto bueno a la opción de construir el HARE con fondos municipales, pese a tratarse de una infraestructura que es competencia de la Junta de Andalucía.

Pero además de la polémica generada por la intención del alcalde, Gabriel Amat, de hacer el centro con recursos municipales, tal y como ha hecho con proyectos como la salida de la A7 para Aguadulce o los terrenos de la variante, que eran competencia del Ministerio de Fomento y la Junta respectivamente, el borrador de convenio tiene otro frente abierto con la titularidad de los terrenos y la financiación de las obras.

Ambos aspectos provocaron ayer un nuevo encontronazo entre el PP y la oposición, en este caso el PSOE. El portavoz socialista, Manolo García, calificó de «chapuza» los pasos que está dando Gabriel Amat, ya que los informes vienen a constatar, en su opinión, que el Ayuntamiento no tiene ni la titularidad de los terrenos donde se hará, ni ha acreditado la financiación necesaria.

Terrenos

En concreto, el informe del secretario municipal, al que ha tenido acceso IDEAL, destaca que los suelos donde se quiere construir el centro «no son en la actualidad de titularidad pública». El secretario recuerda que los terrenos, unos 42.000 metros cuadrados, tienen una situación similar a la de los de la variante, es decir, están incluidos como sistema general en el sector de Las Salinas, el Z-SAL-01, por lo que «deben ser cedidos obligatoria y gratuitamente al Ayuntamiento y compensados sus propietarios en el área de reparto del sector Z-SAL-01». La otra opción, señala el secretario, sería la expropiación y ocupación directa, tal y como ha ocurrido con buena parte de los terrenos de la variante.

Financiación

En cuanto a la financiación, el informe del interventor menciona que para asumir la inversión, en los presupuestos se ha previsto un crédito de 10 millones de euros, a los que se sumarían 2 millones de las cuentas de 2017, debiendo contemplarse el resto del dinero en los presupuestos de 2019 y 2020. Un gasto plurianual que todavía no ha sido aprobado por el Pleno «al igual que la operación de crédito correspondiente a la anualidad de 2018, por lo que la efectividad de los recursos está pendiente de la aprobación definitiva de dicha operación de crédito», advierte el interventor.

El informe también asegura que la operación para la construcción del HARE no se puede considerar como inversión «financieramente sostenible» ya que «no está contemplada dentro de los supuestos que establece la Ley».

El portavoz socialista, Manolo García, recordó la polémica generada cuando se intentó aprobar el convenio sin informes, y consideró que «el tiempo nos ha dado la razón, lo que querían era que votáramos un proyecto escrito en una servilleta». Una vez analizados los informes, García aseguró que «el proyecto del hospital no cumple la legalidad».

El dirigente socialista recordó los años que ha tardado en completarse la variante, que tenía el mismo sistema de obtención de los terrenos, «lo que contradice las afirmaciones del alcalde de que mañana mismo podría meter las máquinas».

Además, en el caso de la financiación, el PSOE advierte que pese a la información mencionada, «el informe del interventor no cumple ninguna de las cuestiones planteadas por el secretario, y por lo tanto, se está incumpliendo la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera que el propio PP aprobó en 2012».

Ante esta situación, Manolo García se ratificó ayer en que Gabriel Amat «ha estado engañando y confundiendo a los vecinos con el tema del hospital durante años y ahora sigue utilizando las justas expectativas de los ciudadanos como un señuelo, con fines electorales». García reclamó al alcalde que «se tome en serio» el asunto, y consideró que tiene dos opciones: «hacer bien el expediente con todos los informes, el terreno y la financiación, o si no son capaces, que entreguen a la Junta el proyecto y que ésta asuma la construcción».

Amat, «sorprendido»

El posicionamiento del PSOE sorprendió ayer al alcalde, quien quiso aclarar que el expediente «es perfectamente legal» y que «el Ayuntamiento dispone del terreno necesario y también del dinero». La primera «sorpresa» del primer edil viene con las declaraciones del PSOE sobre la obtención de los terrenos de la variante, ya que aseguró que «el proceso de expropiación de los terrenos se ha acometido en un tiempo récord, apenas unos meses, desde el momento en el que la Junta concedió las competencias de expropiación al Ayuntamiento». El alcalde recordó, igualmente, el «corto plazo de tiempo» con el que se consiguieron los terrenos y se hizo la salida de Aguadulce de la A7.

Amat también se «sorprendió» sobre las dudas planteadas por el PSOE con la financiación del proyecto, ya que en su opinión, esa capacidad del Ayuntamiento «ha sido sobradamente demostrada y confirmada por distintos informes e instituciones independientes en diversas ocasiones».

En cuanto a las afirmaciones del portavoz socialista sobre la opción de que la Junta asuma la obra, Amat dijo que «el Ayuntamiento estaría encantado de que así fuera, pero todos sabemos que, o se firma este convenio, o Roquetas no contará con hospital, que es muy necesario, y ése es el único punto en el que estoy de acuerdo con el portavoz socialista», concluyó.

 

Fotos

Vídeos