Los planes de Amat en Las Salinas «indignan» en Las Colinas

Desde el barrio no se entiende que con los problemas surgidos en otras urbanizaciones y miles de viviendas vacías sin vender, el Ayuntamiento siga apostando por nuevos proyectos

J. VALDIVIA

Además de asociaciones defensoras del patrimonio histórico y natural, al movimiento contra los planes de Gabriel Amat en Las Salinas, se han unido asociaciones vecinales como la de Las Colinas de Aguadulce. Su presidente, Juan Carlos Oyonarte, se mostró, en declaraciones a IDEAL, «indignado» por el hecho que el Ayuntamiento pretenda seguir adelante con un plan para construir 8.000 nuevas viviendas.

«Sigo sin entender por qué antes de que se vaya este alcalde tenemos que dejar un pueblo hipotecado con 200 millones de euros que cuesta esta urbanización», advertía Oyonarte, quien mostró su oposición al proyecto porque «aparte del daño medioambiental y al patrimonio histórico, tenemos una serie de urbanizaciones que todavía no tienen una consolidación urbanística mínima, hay urbanizaciones que tienen puntos tercermundistas y que no se han reparado y no se han tomado medidas correctivas ante el desastre urbanístico que se ha generado en muchos puntos».

El presidente de la asociación puso de ejemplo su barrio, un proyecto de 4.500 viviendas con numerosos problemas. «Hablamos de un pegote de cemento y hormigón, aislado por terreno rústico y una franja de amortiguación con la autovía, que no éramos conscientes de dónde veníamos a comprar, tenemos unos accesos tercermundistas, unas carencias, y un presunto delito por devolver los avales a una empresa urbanizadora y recepcionar una urbanización que no estaba en perfecto estado, y después de tener esta experiencia de desastre en Las Colinas y otras urbanizaciones, en vez de corregir lo que está mal ¿nos vamos a plantear ahora hacer más sectores sin siquiera ser conscientes de que Roquetas ocupa los primeros puestos de Europa en viviendas vacías de nueva construcción? Es el colmo de los colmos», criticó Oyonarte.

Desde la Asociación de Vecinos de Las Colinas se ha señalado especialmente a la concejal no adscrita, María José López, ex del PSOE, cuyo voto «es decisivo» en este asunto y con la que el colectivo vecinal ha tenido contactos. Después de que López defendiera esta semana el proyecto, desde Las Colinas le han invitado a que «reconsidere su postura». «Está claro que se acabarán haciendo, pero vamos a ver cómo, en qué plazos y si se puede hacer con un mínimo de cordura», dijo el presidente de esta asociación, que se mostró «alucinado» por el coste de urbanización. Juan Carlos Oyonarte denunció que «hay urbanizaciones donde la reparación urbanística supone un millón, dos o como mucho cinco, para hacer un mínimo de consolidación urbanística, que no se hace, y aquí se quieren gastar 200 millones de euros para poder especular», denunció.

«Que cada palo aguante su vela, estamos dialogando con todos, pero no estoy dispuesto ya a esta tomadura de pelo», advirtió en referencia a los apoyos que tendrá Amat para sacar adelante su proyecto.

Fotos

Vídeos