Un perro de raza peligrosa ataca brutalmente a una joven en Aguadulce y le desgarra una pierna

La joven permanece en el Hospital de Poniente, en El Ejido, a la espera de su evolución./IDEAL
La joven permanece en el Hospital de Poniente, en El Ejido, a la espera de su evolución. / IDEAL

La familia de la herida señala que la mujer «está viva de milagro» y asegura que denunciará al dueño del can porque carece de licencia para tener este tipo de mascotas

Fran Gavilán
FRAN GAVILÁN

Una joven de 21 años vivirá hoy su séptimo día de ingreso en el Hospital de Poniente tras ser brutalmente agredida por un perro catalogado como potencialmente peligroso (PPP) el pasado sábado en una vivienda de Aguadulce. La joven sufre un «fuerte desgarro» en el gemelo de la pierna derecha y diversos hematomas por todo el cuerpo, aunque «por suerte, puede contarlo». Así lo señaló ayer a este periódico su padre, al tiempo que denunció que el propietario del can carece de la licencia necesaria para tener este tipo de animales.

Según ha podido saber este periódico, los hechos se produjeron en torno a las 20.30 horas de la tarde cuando la joven, que al día siguiente cumplía años y pretendía celebrarlo con una cena en casa de unos amigos, se vio sorprendida cuando trataba de acceder al interior de la vivienda en la que se iba a celebrar la velada. «Al atravesar la puerta del jardín que precede a la vivienda, mi hija observó como, sin previo aviso, el perro del propietario de la vivienda, de raza 'American Stanford' y de unos cuatro años de edad, se lanzó directamente hacia su cuello con la intención de morderle», aseguró el progenitor.

La joven logró reaccionar y se zafó del musculado can hasta protegerse el cuello, pero no fue suficiente: «Acto seguido, el perro enganchó su mandíbula en el gemelo derecho de mi hija, le tiró al suelo y no la soltó a pesar de la insistencia del dueño y otras personas».

El feroz ataque de este animal, cuya raza ostenta una de las mordidas más fuertes dentro de los llamados PPP, dejó a la joven gravemente herida. De hecho, fue trasladada hasta el ambulatorio de Aguadulce en ambulancia pero, ante la gravedad de las heridas, «los sanitarios optaron por llevarla hasta el Hospital de Poniente».

Hasta el lugar también se trasladó una patrulla de la Guardia Civil, cuyos agentes sancionaron al propietario del can, aunque por el momento no le han retirado la custodia.

«No es la primera vez»

Los progenitores de la joven herida confirmaron ayer que van a presentar una denuncia contra el propietario del perro, ya que este «carece» de la licencia necesaria para tener un perro de raza peligrosa, además de que «no es la primera vez» que ataca a otras personas y «podría hacerlo» nuevamente.

«Mi hija está viva de milagro. Podría haber muerto a causa de la negligencia de una persona, que ni siquiera tiene los documentos necesarios para tener un perro de estas características», lamentó ayer el padre a este diario tras confirmar que «lo más probable» es que a su hija le queden secuelas en la pierna y se tenga que someter a rehabilitación durante «un largo periodo de tiempo».

Sólo entre enero y agosto de este año, la unidad de Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía ha interpuesto en la provincia de Almería 42 denuncias por infracciones relacionadas con el mal uso de perros potencialmente peligrosos, principalmente por carecer de licencia o no cumplir con las condiciones de seguridad.

Fotos

Vídeos