Todos los partidos de la oposición siguen reclamando la comisaría

El edificio de Servicios Sociales será el futuro cuartel de la Guardia Civil de Roquetas. /J. VALDIVIA
El edificio de Servicios Sociales será el futuro cuartel de la Guardia Civil de Roquetas. / J. VALDIVIA

El anuncio de refuerzo de la Guardia Civil no ha calmado las peticiones de comisaría entre los grupos, ni tampoco entre los vecinos

JULIO VALDIVIA

No parece que el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto y el alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, hayan tenido mucho éxito en su intención de zanjar la cuestión de la comisaría de Policía Nacional tras el anuncio hecho el pasado martes sobre el cambio de cuartel y refuerzo de la Guardia Civil. Partidos de la oposición y vecinos, siguen reclamando la comisaría y todo indica que el debate seguirá vivo pese a las medidas anunciadas.

Así, si en las redes sociales las peticiones de comisaría son una constante incluso en los perfiles oficiales del Ayuntamiento, a nivel político también se mantiene la petición. Los cuatro grupos municipales que conforman la oposición en el Consistorio roquetero insistían estos días en defender la llegada de la Policía Nacional al municipio y con más o menos dureza, criticaron el anuncio hecho por el responsable del Gobierno que descarta, al menos por el momento, el despliegue del Cuerpo Nacional de Policía.

«Ciudad moderna»

El PSOE, por ejemplo, quiso dejar claro que siempre ha apostado por una comisaría de la Policía Nacional para Roquetas y que lo sigue haciendo. Su portavoz, Manolo García, aseguró que «nuestro modelo sigue siendo el de una ciudad moderna con Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local, y no el de una «zona rural» con Guardia Civil y Policía Local, como vino a decir el secretario de Estado».

García advirtió que su partido seguirá vigilante la evolución de la seguridad en el municipio tras las medidas anunciadas, y consideró que los refuerzos vienen a darles la razón cuando desde hace tiempo vienen denunciando falta de seguridad en el municipio. «Por mucho que se empeñen en negarlo, Roquetas tiene un grave problema y el refuerzo así lo confirma; esos guardias de refuerzo no vienen por gusto, vienen porque hacen falta», aseguró el portavoz socialista.

El PSOE también mostró sus dudas con el intercambio de instalaciones dado a conocer, sobre todo porque el alcalde aún no ha explicado cómo y dónde se hará el traslado de los Servicios Sociales, que deberán dejar libre su actual edificio, que tardó varios años en construirse, para ubicar allí el nuevo cuartel. «Mucho nos tememos que estamos ante una nueva improvisación del alcalde, que regalará un edificio que costó mucho construir a todos los roqueteros, a cambio de un solar, y teniendo que volver a repartir un área tan importante como los Servicios Sociales en varias ubicaciones, lo cual no deja de ser una chapuza», dijo Manolo García.

«La lucha no se ha zanjado»

Por su parte, desde Izquierda Unida se advirtió que seguirán defendiendo la llegada de la Policía Nacional a Roquetas. La formación aseguró que a la reunión que el secretario de Estado mantuvo con los grupos municipales, llevó el asunto de los narcopisos y la explotación sexual y que pese a los anuncios «no se aportaron soluciones».

Para el portavoz de IU, Ricardo Fernández, negar la llegada de la Policía Nacional «es comprometer el futuro de esta ciudad y relegar a Roquetas a una ciudad de segunda categoría», por ello, lamentó los planes dados a conocer y advirtió que «esta lucha no se ha zanjado».

La formación consideró «insuficientes» los refuerzos anunciados, que calificó de «medida de carácter preelectoral» y criticó la falta de capacidad del alcalde para conseguir un servicio que se lleva pidiendo en Roquetas desde hace más de dos décadas. Por último, y con respecto a la pérdida del Centro de Servicios Sociales, IU se preguntó dónde se ubicarán los servicios. «Es un área que requiere de más espacio y medios» y denunció que el intercambio sigue la costumbre del alcalde de «pagar obras que son competencia de otras Administraciones».

En 2006 sí era necesaria

La postura de Ciudadanos también fue contraria a la idea de descartar la comisaría. Su portavoz, Lourdes García se preguntó por las circunstancias que han cambiado desde 2006 cuando la comisaría sí se consideró necesaria tanto por parte del Ayuntamiento como del Gobierno. «¿Qué ha cambiado, si además Roquetas ha crecido en este tiempo?», dijo la portavoz de la formación naranja.

Ciudadanos rechazó la idea expuesta por el secretario de Estado sobre el carácter «rural» de Roquetas, «no somos un municipio rural, tenemos muchos núcleos y Roquetas es un municipio turístico», consideró García, quien afirmó que la nueva postura del Ministerio del Interior tiene «incongruencias».

La portavoz de Ciudadanos defendió el trabajo de la Guardia Civil, pero también reclamó la necesidad de una comisaría de la Policía Nacional en Roquetas y consideró que es «incoherente» y «no tiene mucho sentido» que se descarte ahora cuando hace 12 años sí se consideró necesaria.

Amat no quiere comisaría

Por último, mencionar las valoraciones de la portavoz de Tú Decides, formación integrada por miembros de Podemos, Equo e independientes. Toñi Fernández acusó directamente al alcalde de Roquetas de bloquear el proyecto de la comisaría, «parece claro que Gabriel Amat tiene un interés muy muy especial en que no venga la comisaría», afirmó tras recordar las investigaciones que realiza la UDYCO en materia de corrupción y delitos fiscales.

Fernández también criticó que el Ayuntamiento una vez más vuelva a asumir inversiones que debería hacer la Administración competente en la materia, caso del futuro cuartel, levantado en su día por el Consistorio y que ahora deberá trasladar los Servicios Sociales a otro lugar; la salida de la A7 en Aguadulce, que debió asumir Fomento, o el hospital, que debería hacer la Junta de Andalucía.

Desde Tú Decides se consideró que «lo que necesita Roquetas es una comisaría con las competencias propias que tiene la Policía Nacional, al igual que la Guardia Civil tiene sus competencias propias», dijo al respecto la portavoz de la formación.

La seguridad en Roquetas «está desbordada» según el SUP

La medida anunciada cayó «como un jarro de agua fría» al Sindicato Unificado de Policía, según reconoció a IDEAL su portavoz, Rubén Góngora, que se mostró muy crítico con la decisión del Gobierno de descartar la apertura de una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Roquetas.

Góngora aseguró que hay una norma que establece la apertura de este servicio en los municipios de más de 80.000 habitantes y recordó que en 2006 había un compromiso para el despliegue de la Policía Nacional, que el Gobierno y el Ayuntamiento confirmaron tras la reciente apertura de la oficina del DNI, sin embargo «curiosamente en un año han cambiado de parecer».

El representante del SUP en Almería aseguró que «todo el mundo quiere la comisaría y es necesaria», recordando sus reuniones y encuentros que ha mantenido en los últimos meses con los representantes de todos los grupos municipales y de asociaciones vecinales, y calificó de «desbordada» la situación de la seguridad en el municipio. Además, defendió la idoneidad de un cuerpo como la Policía Nacional dado el carácter urbano de Roquetas. «Estamos configurados como un cuerpo de intervención urbana y ellos -refiriéndose a la Guardia Civil- en el ámbito rural, no digo que sea mejor ni peor, sino que cada uno lleva lo suyo y Roquetas tiene los dos ámbitos, el rural y el urbano, podríamos convivir perfectamente».

El SUP rechazó los supuestos problemas de cohabitación entre ambos cuerpos, que se han convertido en el principal argumento del Gobierno para rechazar la comisaría. «Eso es un error», dijo su representante, que puso de ejemplo el caso de El Ejido, donde la Policía Nacional se encarga de la seguridad de su principal núcleo urbano y Santa María del Águila, y la Guardia Civil del resto de zonas. «Estamos coexistiendo perfectamente», afirmó.

Extranjería

Pero sin duda, el principal argumento para la llegada de la Policía Nacional sigue siendo el carácter multicultural de Roquetas. Las competencias en materia de Extranjería son de la Policía Nacional y no sirve, a juicio del SUP, con la pequeña oficina abierta junto a lo que será el nuevo cuartel, pese a lo dicho por el alcalde. «Esa oficina es sólo para que los inmigrantes puedan hacer sus trámites, pero no para investigar temas de Extranjería y controlar las redes», dijo Góngora, que recordó que en la actualidad si la Guardia Civil detecta a un extranjero con orden de expulsión lo tiene que llevar ante la Policía Nacional a El Ejido o Almería con la consiguiente pérdida de tiempo. «Si Roquetas tiene dos o tres patrullas, qué hace una patrulla perdiendo tres horas en hacer esos trámites», se preguntó.

El sindicato policial también recordó los incidentes sufridos en Cortijos de Marín y Las 200, mencionando las unidades UPR que la Policía Nacional tiene de forma permanente en El Ejido y la capital, «especializados y preparados» para este tipo de problemas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos