Olvidan a su bebé en un aparcamiento de Aguadulce

Agentes del cuerpo junto a un vehículo en un parque de Aguadulce. /Guardia Civil
Agentes del cuerpo junto a un vehículo en un parque de Aguadulce. / Guardia Civil

La niña, de año de edad, fue encontrada junto al coche familiar donde ambos padres la dejaron «por error», pensando que estaba con el otro

Alicia Amate
ALICIA AMATEAlmería

Un bebé de un año de edad tuvo que ser auxiliado por agentes de Guardia Civil tras ser 'olvidado' por sus padres, que lo dejaron «solo, montado en su carrito, junto al vehículo» que estaba estacionado en el aparcamiento de un centro comercial de Aguadulce, en Roquetas de Mar.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 2, en torno a las 18.40 horas, cuando la Central Operativa de Servicios (COS-062) de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería recibió el aviso por parte de un ciudadano del hallazgo del menor que resultó ser una niña. Agentes de la benemérita se trasladaron hasta el lugar indicado por el alertante, quien permaneció junto al bebé en todo momento.

Dado que ninguna persona adulta y responsable del menor se encontraba junto al bebé, los agentes se hicieron cargo de la niña, retirándola de la zona de estacionamientos para evitar riesgos e iniciaron las labores de localización de sus padres por los comercios cercanos. Sin embargo, no lograron localizar a ninguna persona responsable de la niña.

De manera paralela se iniciaron averiguaciones respecto al vehículo junto al que se halló a la menor, dado que el mismo lleva instalada en los asientos traseros una sillita de bebé, consiguiendo confirmar que el propietario del turismo es el padre de la menor, persona que instantes después apareció en el lugar.

Tras comprobar que se trata del padre del bebé, puso en conocimiento de los agentes que con la madre, que ambos se bajaron del vehículo, preparando también al bebé en el carro, momento en el que cada uno se marchó para realizar diferentes gestiones, entendiendo que uno por el otro se harían cargo del bebé, si bien por descuido de ambos la menor se quedó sola en el aparcamiento.

Poco después llega al lugar la madre de la menor en gran estado de nerviosismo, quien coincide con el padre y reconoce el error de ambos, dando por entendido que el uno y el otro daban por hecho que la otra parte era quien se iba a llevar a la menor.

Tras tranquilizar a los progenitores de la menor debido al estado de nervios de la situación, la menor queda a su cargo, continuando los agentes realizando cometidos de seguridad ciudadana por Roquetas de Mar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos