La obra de la balsa de tormentas de Avenida Sabinar se retoma tras 9 meses parada

Las lluvias ocasionan problemas en esa zona desde hace años, como se aprecia en esta imagen de 2015. /
Las lluvias ocasionan problemas en esa zona desde hace años, como se aprecia en esta imagen de 2015.

El proyecto ha tenido que esperar el permiso de la Junta para la conexión de la red de pluviales con el aliviadero existente en la zona

JULIO VALDIVIA

Las obras de la balsa de tormentas de la Avenida Sabinar y el acondicionamiento de una red de pluviales en toda esta parte del municipio donde son habituales las inundaciones desde hace décadas, parece que por fin se pueden retomar. Hace unos días el Ayuntamiento de Roquetas recibió la notificación por parte de la empresa adjudicataria, Tejera, del levantamiento de la suspensión temporal de los trabajos, que se decidió en mayo del año pasado.

La suspensión, como informó entonces IDEAL, se debía a la falta de autorización por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para la ocupación del dominio público marítimo terrestre para ejecutar un aliviadero de aguas pluviales recogido en el proyecto.

Cuando se pararon las obras, quedaba por llevarse a acabo el aliviadero desde el paseo marítimo hasta la salida al mar, la conexión con tubería de la impulsión ejecutada, la realización de pruebas y puesta a punto de todos los equipos instalados, la conexión al sistema de telecontrol de Hidralia y la conexión y puesta en funcionamiento de la nueva instalación.

Ahora, concretamente el pasado 20 de febrero, la empresa levantó la suspensión de las obras y anunció su reinicio, solicitando eso sí, una prórroga de un mes sobre el plazo de ejecución inicialmente previsto, retraso que ha sido aprobado por el Ayuntamiento de Roquetas de Mar.

Las obras para la terminación del proyecto, se adjudicaron en noviembre de 2016 con un plazo de ejecución de 4,60 contados a partir de la formalización del acta de replanteo que se firmó el 9 de diciembre de 2016, por lo que teniendo en cuenta que el plazo ya había vencido cuando se paró la obra y el retraso de un mes aprobado por la Junta de Gobierno, se espera que el proyecto esté finalmente terminado en unas semanas.

Sobrecostes y retrasos

Cuando la balsa de tormentas y la red de pluviales esté completamente terminada y operativa, se habrá cerrado por fin uno de los capítulos de obras del Ayuntamiento de Roquetas que mayores problemas han dado en los últimos años, con los consiguientes sobrecostes de las mismas.

Hay que recordar que el proyecto se adjudicó pocos días antes de las pasadas elecciones municipales de 2015 por un importe de 1,5 millones de euros y con un plazo de ejecución de siete meses contados a partir del inicio de las obras, que se produjo ya en octubre. Sin embargo, problemas con el proyecto redactado en su día, que presentaba errores en los cálculos, obligaron a suspender el contrato y volver a redactar un nuevo proyecto cambiando la ubicación del sistema de bombeo y la propia balsa, redacción adjudicada a la misma empresa que hizo proyecto inicial.

El segundo contrato de obras se adjudicó por 1,4 millones de euros con la intención declarada entonces por el alcalde, Gabriel Amat, de que estuviera terminada en el primer trimestre de 2017. A esa cantidad habría que sumar lo gastado en la redacción de los nuevos proyectos y en la parte ejecutada del primer contrato de obras.

 

Fotos

Vídeos