Roquetas espera solucionar el problema de las autocaravanas creando tres aparcamientos

Roquetas espera solucionar el problema de las autocaravanas creando tres aparcamientos
  • Las zonas de aparcamiento exclusivo para autocaravanas se instalarán en Roquetas, Aguadulce y la Urbanización

El Ayuntamiento de Roquetas ha publicado esta semana en su web el borrador de la nueva ordenanza de autocaravanas con la que se espera poner fin a la polémica generada por estos vehículos, que han venido estacionando indiscriminadamente en diferentes zonas del municipio durante los meses de invierno.

La ordenanza reconoce el derecho de las autocaravanas a estacionar libremente en todo el municipio, de acuerdo con las normas de tráfico y circulación en vigor, pero establece algunas limitaciones como espacios protegidos y, sobre todo, prevé la habilitación de tres zonas especiales de uso exclusivo, con las que se espera que los propietarios de estos vehículos dejen de instalarse en los puntos conflictivos.

En concreto, aunque el Consistorio no especifica lugares concretos, sí recoge la intención de habilitar tres zonas de este tipo en la Urbanización, Roquetas y Aguadulce. Estas zonas «podrán ser utilizadas de forma universal por todos aquellos viajeros con autocaravana que circulen por el término municipal al efecto de su visita turística o tránsito ocasional. Eso sí, estacionar en ellas estará limitado a 72 horas «continuas» durante una misma semana «de tal forma que se garantice la debida rotación y distribución equitativa de los aparcamientos para estos vehículos».

Además de las normas habituales de estacionamiento, en el caso de las zonas especiales se permitirá la apertura de ventanas proyectables que «pueden invadir un espacio mayor que el perímetro del vehículo en marcha, únicamente a efectos de ventilación».

Se prohíbe expresamente sacar toldos, patas estabilizadoras o niveladoras, mesas, sillas o cualquier otro mobiliario doméstico al exterior, así como tendederos de ropa. También se prohíbe verter líquidos o basura de cualquier clase.

El nuevo reglamento también prohíbe la emisión de ruidos molestos «de cualquier tipo», obliga a «usar los recipientes propios para la recogida de residuos sólidos urbanos y los equipamientos necesarios para la recogida de aguas residuales» y plantea la obligación de «ocupar el espacio físico para el establecimiento dentro de los límites estrictamente necesarios».

Se establecen, igualmente, tres niveles de sanciones por incumplimiento de las normas, que van desde los 200 euros en el caso de las leves, hasta los 1.000 euros en el caso de las muy graves, que pueden implicar la expulsión del área de servicio.

La teniente de alcalde, Eloísa Cabrera, explicó esta semana que la ordenanza ha sido redactada «de forma consensuada por todos los grupos políticos durante el desarrollo de una mesa de trabajo específica, junto a los técnicos municipales y la Policía Local, que han hecho un gran trabajo».

Además, el borrador del texto consensuado fue también remitido a diversos colectivos con el objetivo de contar con su asesoramiento, tales como Asandac o la Plataforma de Autocaravanas y proceder a estudiar e incorporar sus consideraciones si procedía. «No podemos más que estar satisfechos por el resultado de este trabajo que ahora sacamos a información pública como último paso para su próxima aprobación definitiva», dijo Cabrera al respecto.

Como se recordará, la polémica de las caravanas se viene arrastrando desde hace casi una década, cuando coincidiendo con el descenso de turistas en los hoteles durante los meses de invierno, empezaron a aparecer estos vehículos generando un controvertido debate entre los defensores de estos turistas que, aunque pocos, daban vida en las zonas turísticas en los meses de invierno, y los vecinos que se quejaban de las molestias que generaban, llegando incluso a apropiarse de aparcamientos y rechazar a los vehículos de vecinos que se acercaran a algunas zonas, según denunciaron alguno de ellos a IDEAL hace un tiempo.

Ello ha venido generando en los últimos años una serie de propuestas por parte de los partidos de la oposición, y muy especialmente el PSOE, algunas de las cuáles, como el acondicionamiento de aparcamientos específicos para las autocaravanas similares a los que se recogen ahora en el reglamento, ya fueron aprobadas por el pleno en 2010.

Ciudadanos

Desde Ciudadanos, formación que hizo una propuesta al principio de la legislatura para estudiar la fórmula para solucionar el problema de las autocaravanas, se felicitaban ayer por la publicación del documento y animaban a los vecinos a participar en el mismo presentando las alegaciones al texto que consideren oportunas.

Su portavoz, Lourdes García, explicó que «desde nuestro grupo municipal lo tuvimos claro desde el principio, por eso desde 2015, recién llegados al Ayuntamiento, ya solicitábamos medidas concretas para promover un marco de convivencia entre nuestros vecinos y los usuarios de autocaravanas. Y ya tienen todos los roqueteros el borrador a su alcance. Queda claro, una vez más, la política útil de Ciudadanos», dijo la edil de la formación naranja.

La portavoz de C’s Roquetas de Mar quiso recordar, además, que se ha tenido en cuenta también uno de los puntos que pidieron, «en el que solicitábamos la participación de grupos políticos y otros sectores municipales. Y así ha sido. Hemos aportado ideas y aspectos todos los grupos políticos, junto a técnicos municipales y Policía Local», aseguró al respecto.