Todo lo que debes saber sobre las sillitas infantiles

Todo lo que debes saber sobre las sillitas infantiles

Todo lo que debes saber sobre las sillitas infantiles
  • Ricardo Alemán, uno de los mayores expertos en España de los Sistemas de Retención Infantil, hace una serie de recomendaciones sobre su uso, algo especialmente importante en estas fechas veraniegas en las que se multiplican los desplazamientos

Los siniestros de tráfico son la principal causa de mortalidad de los menores de 14 años en España. Aproximadamente un 40 por ciento de los niños fallecidos no utilizaban ningún Sistema de Retención.

La DGT ha mostrado especial preocupación por los menores que viajan sin el sistema de retención. Precisamente, la nueva Ley de Seguridad Vial introduce la inmovilización del vehículo para aquellos menores que viajen sin él.

El uso de los Sistemas de Retención Infantil S.R.I reduce un 75 por ciento las muertes y un 90 por ciento las lesiones de los menores según fuentes de la DGT. Aún así, muchos niños siguen viajando todavía sin la debida protección.

¿Cuándo son obligatorios? Desde el nacimiento hasta que el niño alcance la altura de 135 centímetros, aunque la Dirección General de Tráfico y los pediatras aconsejan su uso hasta que el menor alcance la altura de 150 centímetros debido a que el cinturón de seguridad está diseñado para pasajeros a partir de esa altura, según la normativa vigente en este terreno.

Los SRI caducan

Es importante saber que algunos Sistemas de Retención Infantil tienen la fecha de caducidad, en otros aparece la fecha de fabricación. Con los cambios de temperatura los materiales con los que están fabricados se dilatan y se contraen perdiendo las propiedades de protección. Por eso no se recomienda comprarlos de segunda mano y a los 6 años por norma general habrán perdido la capacidad de proteger.

A la hora de comprarlos, también hay que tener en cuenta las normativas y homologaciones. En la actualidad conviven dos normativas la ECE R44/04 (que clasifica las sillas en función del peso del menor) y la R-129 o iSIZE (nueva normativa que clasifica las sillas por talla).

La nueva norma iSIZE incluye sistemas que pasan un test de impacto de choque lateral a 50 kilómetros por hora, siendo más seguras en colisiones laterales que con la normativa antigua. La nueva norma también contempla la obligación de llevar a los menores de 15 meses a contramarcha. Además se clasifican en función de la talla y no del peso, y los sistemas requieren anclajes para ISOFIX.

La normativa R44/04 establece la siguiente clasificación para los SRI en función del peso del menor. Grupo 0, para recién nacidos hasta los 10 kilos, es un capazo para bebés prematuros, aunque no es lo más seguro. Además, existe en el mercado portabebés que se reclinan y permiten que niños prematuros viajen más seguros. Grupo 0+ o Portabebés, para recién nacidos hasta los 13 kilos, se instalan a contramarcha y el bebé va sujeto mediante un arnés. Grupo 1, para niños de 9 a 18 kilos, se puede instalar a contramarcha o en el sentido de la marcha, el niño va sujeto mediante un arnés o escudo protector y la silla se fija al coche mediante Isofix o con el cinturón de seguridad. Grupo 2/3, para niños de 15 a 36 kilos, el niño va sujeto por el cinturón de seguridad. Es muy importante que el cinturón quede entre la clavícula del menor, nunca por encima del cuello.

El pasado octubre entró en vigor un cambio en la norma que establece que los menores de 18 años de menos de 135 cm no podrán viajar delante salvo que el resto de asientos estén ocupados por menores, no se pueda instalar un SRI o no haya plazas traseras.

Consejos a tener en cuenta

• Deben utilizarse SRI adecuados al peso, talla y edad del menor. Por ejemplo, una silla del Grupo 0 + para niños recién nacidos hasta los 13 kilos en el momento que sobresalga la cabeza del bebé del cabecero dejará de ser segura.

• El uso de capazos homologados se desaconseja, y ahora más que nunca porque hay portabebés que se reclinan.

• No se aconseja llevar más de una hora y media en el portabebés al niño salvo que sea un portabebés que se reclina.

• Se recomienda llevar a contramarcha hasta los 4 años o una altura de 105 centímetros ya que los menores tienen la cabeza desproporcionadamente grande y no cuentan con suficiente musculatura para sujetarla.

• Las bases Isofix o las sillitas con isofix facilitan el anclaje de las sillas.

• Se recomienda usar un grupo 2/3 (niños de 15 a 36 kilos) en vez de un simple alzador.

• No dar de comer al niño mientras el vehículo está en marcha, se puede atragantar.

• No llevar objetos sueltos, son peligrosos en caso de un frenazo o colisión.

• Activar el bloqueo de puertas para que no se puedan caer.

• Usar en las ventanillas traseras protectores solares, evitamos que se sobrecaliente el SRI y la deshidratación del niño.

• No comprar sillas de segunda mano, pueden haberse golpeado o estar caducadas.

• Nunca dejar a un niño encerrado en un turismo se puede deshidratar o quitar el freno de mano.