Masiva movilización para pedir el BIC para Las Salinas y contra los planes de Amat

Cientos de personas acudieron a la concentración que tuvo lugar ayer en Las Salinas. /J. VALDIVIA
Cientos de personas acudieron a la concentración que tuvo lugar ayer en Las Salinas. / J. VALDIVIA

Cientos de personas acudieron ayer a Las Salinas de Roquetas para mostrar su oposición a los proyectos urbanísticos del Ayuntamiento

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

Cientos de personas acudieron ayer a la concentración organizada por la plataforma Salvemos Las Salinas para pedir a la Junta de Andalucía la declaración de Bien de Interés Cultural para esta parte del municipio y, de paso, mostrar su rechazo a los planes urbanísticos del Ayuntamiento de Roquetas, que como se sabe, prevé alrededor de 8.000 viviendas en el espacio comprendido entre Aguadulce, El Parador y Roquetas.

Fue sin duda una de las movilizaciones más masivas que se recuerdan en un municipio poco dado a echarse a la calle, y en la que primó un ambiente familiar y festivo, aunque entre los presentes no faltaban las conversaciones sobre la evolución urbanística de Roquetas y los problemas derivados de la apuesta por el 'ladrillo' del actual alcalde de la ciudad. Unas críticas que era fácil encontrar incluso entre personas que se identificaban como votantes del PP y que hablaban de los problemas que sufren en la parte de Las Salinas ya desarrollada o de la existencia de miles de viviendas vacías en toda la ciudad.

Fue un acto en el que hubo canciones, poemas y declaraciones improvisadas, pero en el que también se leyó un manifiesto por parte de las asociaciones y colectivos que están detrás de la plataforma. Pilar Barberá fue la encargada de dar lectura a una declaración en la que se denunció «un modelo de crecimiento basado en el ladrillo y que aumenta exponencialmente la presión urbanística sobre la Ribera de la Algaida».

Los impulsores de la protesta consideraron «un símbolo, una seña de identidad de Roquetas» a Las Salinas de San Rafael, cuya «actividad salinera permanece en la retina de los hijos y nietos de aquellos obreros salineros y en la de todos aquellos que veían al pasar esas montañas de sal, el oro blanco roquetero». «Entendemos Las Salinas de San Rafael como un espacio cargado de historia y valor sentimental para Roquetas, y como un elemento fundamental de la identidad patrimonial de nuestro municipio», aseguraron en su manifiesto.

«Queremos vivir en un municipio en el que no nos llamen radicales por defender el medio ambiente y el patrimonio histórico. En el que no nos acusen de ser tentáculos de tal o cual partido por el simple hecho de discrepar con la política urbanística municipal. En el que no nos presionen para que retiremos nuestros vídeos y en el que no nos amenacen, ni a nosotros ni a nuestros familiares, por defender nuestras amadas salinas», destacaron en referencia a las presiones e, incluso, supuestas amenazas, recibidas en las últimas semanas.

Nuevas protestas

Preguntados por el siguiente paso, desde Salvemos Las Salinas se aseguró a IDEAL que la intención es continuar manteniendo la presión tanto hacia la Junta de Andalucía como hacia el Ayuntamiento. «La pelota está en el tejado de la Junta, son ellos los que tienen que decidir si declaran BIC la zona o siguen mirando para otro lado», dijo Juanmi Galdeano, de la plataforma Unidos por Turaniana, una de las organizaciones detrás de la protesta. Galdeano acusó al alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, de empeñarse en «jugar urbanísticamente» con Las Salinas, por lo que «la única solución es que la Junta lo declare BIC y se pueda iniciar su recuperación».

En cualquier caso, Salvemos Las Salinas pretende mantener las movilizaciones, para lo que seguirán basando el movimiento en el uso de las redes sociales, donde cuentan con cerca de 10.000 seguidores. Por lo pronto, para la próxima semana se hará una limpieza en la Ribera de la Algaida y se prepara una «gran manifestación» que llegará hasta las puertas del Ayuntamiento de Roquetas: «no vamos a parar hasta que el Ayuntamiento de Roquetas no se dé cuenta de que los vecinos no queremos este proyecto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos