La III 'Marcha Azul' concienció sobre el autismo

La III 'Marcha Azul' concienció sobre el autismo

Escolares de varios centros educativos participaron en la marcha, en la que se leyó un manifiesto para concienciar sobre el autismo

J. VALDIVIA

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar se volcó un año más con las celebraciones del Día Mundial para la concienciación sobre el autismo, celebrado esta semana, y que en el caso del municipio incluyó la III Marcha Azul el jueves, día en el que también se iluminó el Consistorio con luz azul, símbolo de esta movilización.

La Marcha contó con la participación de los centros educativos CEIP Blas Infante, CEIP Las Marinas, CEIP Las Salinas, CEIP Posidonia, CEIP Trinidad Martínez, CEIP Virgilio Valdivia e IES Mar Mediterráneo, que cuentan con aulas específicas para alumnos TEA, así como sus familias. También estuvieron representantes de las asociaciones que trabajan con estas personas, Dárata y Altea, y buena parte de la Corporación municipal, encabezada por el alcalde, Gabriel Amat.

Manifiesto

La madre de uno de estos alumnos fue la encargada de leer el manifiesto, una vez que la comitiva llegó al anfiteatro del Castillo: «Todas las personas nacemos iguales en dignidad y derechos. Las personas con TEA son titulares de los mismos derechos pero aún hoy los ven limitados», consideró. «Es responsabilidad de todos, poderes públicos, instituciones privadas y ciudadanos de a pie, asegurar que no se produzcan situaciones de desigualdad ni discriminación. Luchemos juntos para eliminar obstáculos, independientemente de lo invisibles que sean, demos visibilidad al TEA y pintemos de azul nuestros corazones», invitó a todos los presentes.

En la lectura del manifiesto también se agradeció «al Ayuntamiento que haga posible año a año que se celebre este dedicado a los chicos y chicas azules».

«En mi colegio hay niños con Autismo y cuando estoy con ellos, me siento bien. A mi clase viene un niño muy especial que trabaja diferente. Por eso preparamos juegos para él y los hace muy rápido. Cuando colorea, lo hace tan fuerte que si tocas la cera, ¡quema! Cuando está aquí, me siento muy feliz porque él se lo pasa muy bien. ¡Son geniales!», dijo una alumna del CEIP Posidonia Posidonia sobre un compañero con trastorno del espectro autista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos