Manolo García repetirá como candidato por el PSOE, sin contestación interna

Manolo García confirmó su candidatura a la alcaldía de Roquetas en una asamblea reciente. /R. I.
Manolo García confirmó su candidatura a la alcaldía de Roquetas en una asamblea reciente. / R. I.

Su candidatura ha sido la única presentada y será el primer candidato socialista que repite desde que gobierna el PP

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

Los partidos roqueteros siguen preparándose para las elecciones municipales del próximo año y tras la confirmación de Gabriel Amat, que se presenta a la reelección una vez más, el PSOE ha sido la siguiente formación en confirmar el nombre de su candidato: Manolo García.

Será la primera vez, desde que Gabriel Amat es alcalde, que los socialistas repiten con un candidato, que recientemente también revalidó sin problemas su cargo como secretario general, abriendo un periodo inédito en el PSOE de Roquetas de Mar, donde tradicionalmente los proyectos y candidatos iban cayendo legislatura tras legislatura tras la derrota en las elecciones. En esta ocasión, Manolo García se presentará habiendo tenido tiempo para asentarse y consolidar su proyecto y además, con una situación interna también inédita en mucho tiempo, sin apenas contestación interna. De hecho, su candidatura ha sido la única presentada para el proceso de elección de candidatos y se vio confirmada en una reciente asamblea abierta.

García, que en la asamblea estuvo arropado por el secretario provincial del PSOE, José Luis Sánchez Teruel, calienta por tanto motores mientras medita la composición de su nueva candidatura, sobre la que por el momento no ha dado ninguna pista. El candidato, en declaraciones a IDEAL, se mostró convencido de poder ganar las elecciones y anunció un plan de acción en coordinación con la dirección provincial del partido que también vendría a romper las tensas relaciones que habitualmente mantenían los socialistas roqueteros con los dirigentes provinciales. El objetivo es que el PSOE esté más unido que nunca, dentro y fuera del municipio para presentar un proyecto sólido, según destacó.

Manolo García animó, en este sentido, a militantes y simpatizantes a trabajar para consolidar el proyecto del PSOE de Roquetas con un doble objetivo: atender a los vecinos y sus necesidades, y realizar la labor de oposición ante las políticas del PP que lleva más de dos décadas largas al frente del Ayuntamiento de la localidad.

A su juicio, «las políticas de la derecha han desarticulado esta ciudad», con un alcalde que «no atiende las competencias municipales y sin embargo, siempre está dispuesto a asumir las que no le corresponden». Entre esas competencias que sí son del Ayuntamiento y que Gabriel Amat y su equipo mantienen abandonadas o mal gestionadas, García citó la inexistencia de un transporte público urbano, los graves problemas de limpieza que se siguen dando o las carencias en materia de seguridad. Sobre este último asunto, García insistió en la apuesta del PSOE por una comisaría de la Policía Nacional para Roquetas y así se trasladará al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

También se criticó los altos impuestos que se pagan en Roquetas, cuyo IBI, según el PSOE, es de los más altos de toda Andalucía. Manolo García apostó por rebajas más ambiciosas de este impuesto, así como dar facilidades para su pago que hasta ahora el PP se ha negado a hacer, como facilitar que el pago se pueda hacer después de que los pensionistas cobren la extra de diciembre o facilidades en la fragmentación de los recibos.

El dirigente socialista criticó igualmente las altas tasas de agua que se pagan en Roquetas y se comprometió a reclamar la ampliación de la depuradora que el Gobierno de Rajoy retrasó varios lustros «y así no esperar hasta los años 30». En este terreno, el ya candidato del PSOE a la alcaldía de Roquetas, criticó igualmente la «pésima» gestión del PP en materia de saneamiento, con proyectos que llegan con décadas de retraso y con problemas de ejecución.

El socialista apostó por reforzar servicios, facilitando por ejemplo la práctica deportiva, actualmente sometida a «hacinamiento» , «altas tasas» y «trato desigual» en el reparto de subvenciones que lleva a muchos roqueteros a trasladarse a Vícar, donde las facilidades son mayores.

Empleo

Manolo García mencionó igualmente su compromiso por hacer de Roquetas una «ciudad emprendedora» con apoyo a los jóvenes y los sectores productivos. Consideró «imprescindible» que el Ayuntamiento se implique en la creación de empleo y el apoyo a proyectos empresariales que fomenten la innovación y generación de nuevos puestos de trabajo.

No olvidó tampoco Manolo García sus críticas al urbanismo del equipo de Gobierno del PP, el que posiblemente haya sido el aspecto más polémico de la gestión de Gabriel Amat en estos años. El candidato del PSOE mencionó la «interminable» lista de «obras fallidas» en los últimos años y criticó la «obsesión» de Gabriel Amat por «hacer del urbanismo el centro de todo, cuando el centro de las políticas municipales deben ser las personas y su dignidad». El dirigente socialista rechazó el proyecto de urbanización de Las Salinas ya que a su juicio «hay que estudiar muy bien el impacto, porque lo podemos estropear todo» y se mostró partidario de revisar el Plan General de Ordenación Urbana, redactado al calor de una burbuja inmobiliaria que ya forma parte del pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos