IU lleva al Defensor del Pueblo los problemas de limpieza y salubridad de este verano

IU lleva al Defensor del Pueblo los problemas de limpieza y salubridad de este verano

La formación quiere que el Defensor del Pueblo Andaluz intervenga ante la situación de «descontrol» que en su opinión hay en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar

J. V.ROQUETAS DE MAR

Izquierda Unida de Roquetas de Mar ha elevado hoy al Defensor del Pueblo Andaluz una solicitud para que intervenga ante el «descontrol» de la gestión municipal del Ayuntamiento de Roquetas de Mar en materia de gestión de residuos y de la limpieza viaria. La formación ha elaborado un detallado informe sobre la situación que está afectando tanto a la salubridad, por los malos olores y proliferación de plagas de moscas, mosquitos y cucarachas, como a la imagen del municipio.

«Con el fin de mejorar la calidad ambiental del municipio de Roquetas de Mar, de preservar la salud de sus vecinos y de salvaguardar su imagen como destino turístico del que dependen miles de familias, solicitamos al Defensor del Pueblo que se investigue la falta de acción del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar en lo relativo al cumplimiento de la Ordenanza Municipal Reguladora de la Limpieza y General de Protección Ambiental vigente así como de las obligaciones no satisfechas del contrato de gestión de servicio de limpieza viaria, recogida de residuos, gestión de punto limpio y transporte de los mismos a la planta de transferencia del Consorcio», declara Juan Pablo Yakubiuk, concejal de IU Roquetas.

«Entendemos que la solución a esta problemática no reviste una mayor complejidad y que tomando las medidas adecuadas el estado de limpieza de nuestro municipio puede mejorar sustancialmente. Pero para ello hace falta una clara voluntad política que hoy por hoy no parece existir por parte del equipo de gobierno municipal del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, tanto en lo relativo a aplicar el régimen sancionador de la actual ordenanza de limpieza, como en dar orden a los servicios jurídicos a que pongan en marcha las medidas sancionadoras contra la empresa concesionaria del servicio», añade el concejal.

Izquierda Unida asegura que la formación no ha sido ajena a esta preocupante situación y ha planteado iniciativas para reconducir la situación, así como también algunos de los otros grupos municipales y en algunas ocasiones coordinados con ellos, sin que ninguna de las medidas propuestas haya prosperado. Esto tiene que ver en gran parte por la composición y equilibrios políticos de la actual Corporación de Roquetas de Mar, donde el partido gobernante está en minoría por un solo concejal, llegando a la mayoría absoluta con el voto de una concejal no adscrita, tránsfuga de su grupo político original.

IU apunta que el Ayuntamiento de Roquetas de Mar con una población en su término municipal de 93.363 habitantes, tiene dentro de sus competencias, según la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, temas como la gestión de los residuos sólidos urbanos, limpieza viaria y medio ambiente urbano. Así mismo para la consecución del cumplimiento de estas competencias el Ayuntamiento de Roquetas de Mar cuenta con una Ordenanza Municipal Reguladora de la Limpieza y General de Protección Ambiental vigente que regula tanto los derechos como los deberes, tanto de los residentes en el municipio como del mismo ayuntamiento. En la misma se establecen no sólo las obligaciones, sino los mecanismos de control y el régimen sancionador en caso de incumplimientos.

En lo relativo al contrato con URBASER, aun contando con la fecha de resolución del recurso presentado, el día 1 de marzo de 2018 el servicio adjudicado, con todas las obligaciones recogidas en el nuevo pliego, debería estar en pleno funcionamiento, algo que no está ocurriendo como detallaremos a continuación y que está afectando gravemente al municipio de Roquetas de Mar, tanto en tema de salubridad, como de seguridad e imagen, algo clave para un destino turístico nacional e internacional, situación agravada aún más por la llegada de la temporada alta y las altas temperaturas.

«Nos encontramos entonces en una situación de doble incumpliento, por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, en las tareas de control. Primero, en el control de la Ordenanza Municipal de Limpieza Vigente, sin al día de la fecha tener constancia de apertura de expediente sancionador alguno por conductas incívicas y sin tomar medidas, con la recogida de los restos de podas que el mismo ayuntamiento genera. Y por otro lado falta de control sobre el correcto cumplimiento del Pliego de Condiciones del contrato adjudicado a la empresa Urbaser, en cuanto a número de servicios, rutas, plantilla y demás medios.» finaliza Yakubiuk

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos