El juzgado que investiga la ‘Trama Amat’ vuelve a cambiar de titular por quinta vez en 5 años

La juez que llevaba el caso en los últimos meses, María del Mar Alejo Rico, ocupará una plaza de juez de adscripción territorial del TSJA en Almería

J. VALDIVIA / IDEAL

El ascenso de la juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Roquetas de Mar, María del Mar Alejo Rico, ha dejado nuevamente al tribunal que investiga la conocida como ‘Trama Amat’ sin responsable, hasta que se resuelva el concurso convocado hace unos días por el Consejo General del Poder Judicial.

Alejo Rico pasará a ocupar una plaza de juez de adscripción territorial del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en Almería, según el acuerdo alcanzado el pasado 22 de junio por la Comisión Permanente del citado Consejo General del Poder Judicial.

Su sustituto, será el sexto juez en cinco años, que investigue el entorno de Gabriel Amat, en un asunto que recientemente fue declarado por segunda vez como ‘causa de gran complejidad’ para conseguir otra prórroga de 18 meses con los que seguir avanzando en las pesquisas.

Así, por el juzgado han pasado en estos años, el juez Juan de Dios Hernández Olmo, que ya fue objeto de quejas por parte de la asociación Amayt, personada en la causa. Tras él, dirigió la investigación Ramón Fernández Ochotorena, que en 2012 citó como imputado al anterior concejal de Urbanismo de Roquetas, José María González, al que se tardó en localizar para su citación un año y medio. Meses después dejó el puesto, llegando en su lugar Tamara Martínez Esteban, que fue la que pidió el informe a la UDYCO de la Policía Nacional, que tardó casi dos años en remitirlo al juzgado. El quinto juez en pasar por el tribunal fue María Luisa Cabrera Castilla, que hizo la sustitución de la anterior titular hasta la llegada de María del Mar Alejo Rico.

Lo cierto es que las investigaciones de la conocida como ‘Trama Amat’ van camino de superar todos los récords, no sólo por el número de jueces que han pasado por ella y los años de tramitaciones e informes, sino también por el número de causas abiertas. Una de las últimas acciones de María del Mar Alejo fue ordenar la apertura de 25 causas separadas, una por cada una de las empresas mercantiles que han tenido tratos urbanísticos con el Ayuntamiento de Roquetas.

Son las empresas que mayores sospechas despiertan a los investigadores del centenar largo identificado en su día por la Policía, aunque es posible que la lista sea mayor, ya que Alejo también ordenó que el Ayuntamiento de Roquetas informara de sus relaciones con otras 22 mercantiles más añadidas por la Policía Nacional en un informe posterior. Además, hay que recordar que la asociación Amayt ha pedido que se investiguen otras empresas, y asegura que la lista de mercantiles implicadas en la supuesta ‘trama’ podría superar las 300.

Una maraña empresarial en la que participarían hijas, yernos, sobrinos, consuegros o cuñados del primer edil, que se sospecha que podrían haberse beneficiado de las decisiones urbanísticas adoptadas por el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, presidido por Gabriel Amat.

‘Caso palmeras’

Un frente judicial que no es el único que afecta al alcalde roquetero, presidente de la Diputación y presidente provincial del PP. Hay que recordar que en otro juzgado de Roquetas, el número 4, también se investiga desde el año pasado la denuncia presentada por la propia Fiscalía, a instancias de Izquierda Unida, por presuntos delitos de fraude, prevaricación y tráfico de influencias, por la adjudicación de contratos cuyo importe total supera el millón de euros, con la empresa Jarquil Verde (entre ellos, el más conocido, el de las palmeras geolocalizadas por GPS), en los años en que era consejero el yerno del primer edil.

Fotos

Vídeos