La Junta arregla la rotonda final de la variante de Roquetas

La Junta arregla la rotonda final de la variante de Roquetas

A punto de arrancar la temporada alta turística, la Junta ha arreglado el final de la variante de Roquetas, aunque sigue sin aclarar lo que ocurre con el enlace de El Solanillo y cuándo se abrirá

J. V.ROQUETAS DE MAR

La Consejería de Fomento y Vivienda ha finalizado las obras para la mejora de la glorieta situada en el punto kilométrico 9,2 de la A-1051, en el término municipal de Roquetas de Mar, concretamente en el final del tramo desdoblado de la variante que entra hacia las urbanizaciones de la localidad.

El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Antonio Martínez, ha visitado hoy la zona, donde además de mejorar la estética de la carretera, se han desarrollado trabajos de conservación para el tratamiento y desbroce de márgenes y medianas, para finalizar con la ornamentación de la glorieta.

Martínez ha explicado que esta actuación se enmarca dentro de las actuaciones del centro de Conservación Integral de la zona Sur que, con un importe de unos 60.000 euros, ha procedido a mejorar la glorieta «con elementos que no disminuyan la visibilidad de los conductores ni establezcan, en caso de accidentes, un riesgo para los vehículos».

Además, el interior de la rotonda se ha cubierto con grava de diferentes colores procedente de machaqueo sobre un geotextil especial para evitar la aparición de malas hierbas y el efecto de la erosión. Es aquí donde se han plantado especies vegetales en diferentes agrupaciones con el objeto de darle una visual estética agradable, como palmeras, árboles y arbustos ornamentales, y otras especies de menor porte como son el romero, la lavanda y la salvia.

Sin noticias del enlace de El Solanillo

De lo que sigue sin saberse nada es del enlace de El Solanillo, que precisamente arranca en esa rotonda arreglada estos días y sobre el que se dijo que se abriría unos días después de la inauguración de la autovía. Más de medio año después, el enlace sigue cerrado sin que por el momento la Junta de Andalucía haya aclarado los motivos del retraso y cuándo será abierto al público.

Martínez ha recordado que el «esfuerzo económico realizado por el Gobierno andaluz para la puesta en servicio de la variante de Roquetas de Mar», una infraestructura de 7,4 kilómetros que ha contado con una inversión total de 43,3 millones de euros y que canaliza el tráfico desde la A-7, Autovía del Mediterráneo, hacia las poblaciones del poniente almeriense, las explotaciones agrícolas de la zona y las urbanizaciones de la costa.

La nueva autovía de acceso a Roquetas de Mar y a Vícar, así como a otras poblaciones de la costa, beneficia directamente a un total de 150.000 habitantes, así como a los casi 35.000 conductores que a diario la transitan para acceder a los polígonos industriales, centros comerciales, lugares de trabajo agrícola y otros municipios del poniente, cifra que se multiplica considerablemente en época estival, siendo este su primera temporada de verano en funcionamiento.

 

Fotos

Vídeos