Investigan la muerte violenta de una mujer hallada en su vivienda de Roquetas de Mar

Indicaciones del cuartel de Guardia Civil de Roquetas. /IDEAL
Indicaciones del cuartel de Guardia Civil de Roquetas. / IDEAL

Descartan, por ahora, que se trate de un caso de violencia de género mientras que su familia espera poder repatriar el cuerpo a Marruecos

A. AMATEALMERÍA

El hallazgo del cadáver de una mujer de nacionalidad marroquí el pasado sábado en su domicilio de Roquetas de Mar, de 48 años de edad e iniciales N.A., "preocupa" a representantes de esta comunidad en la provincia de Almería que piden "a las autoridades españolas que hagan todo lo posible" para llevar a cabo "una buena investigación sobre esta muerte porque queremos saber quién la ha matado". Así lo manifestó ayer el representante de la asociación Almohamadia, Abdellah Zaitoumy, que está en contacto continuo con los hermanos de la fallecida -un hombre y una mujer-, ambos residentes en el municipio de El Ejido, desde que tuviera conocimiento del caso en el Consulado de Marruecos de la Capital cuando tramitaban la posibilidad de trasladar el cuerpo de la víctima a su país de nacimiento.

Soltera y sin hijos, según ha confirmado Zaitoumy, la víctima residía en España desde hace "casi una década". En el momento de su muerte, compartía una vivienda en el municipio roquetero, cuya dirección no ha trascendido, y fue su compañera de piso quien encontró el cuerpo sin vida al llegar a casa el sábado.

Poco se conoce aún sobre las circunstancias de la muerte de esta vecina de Roquetas de Mar, aunque fuentes de la Guardia Civil han confirmado que encontraron signos de violencia. De momento se descarta que se trate de un caso de violencia de género.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Roquetas de Mar ha decretado el secreto de las actuaciones, prohibiendo la repatriación del cuerpo a su país de origen o su incineración, aunque sí permitiría el enterramiento en suelo español. Algo que, sin embargo, la familia no pretende llevar cabo ya que han mantenido contactos con el Consulado de Marruecos para el traslado del cuerpo al país norteafricano. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal (IML) de Almería para realizarle una autopsia cuyos resultados permitirán o no el traslado del mismo a Marruecos.

En todo momento, la comunidad musulmana almeriense ha arropado a los familiares de la víctima ya que los hechos se han ido haciendo públicos pese al secreto solicitado por los investigadores del caso a los hermanos. De hecho, en un primer momento se llegó a pensar en organizar una concentración «en la vivienda de ella en Roquetas de Mar o en la de los hermano, en El Ejido» como muestra de apoyo. Sin embargo, esta movilización se paralizó para minimizar las posibilidades de entorpecer la investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos