Intenta autolesionarse tras avisar a su expareja con mensajes al móvil

Intenta autolesionarse tras avisar a su expareja con mensajes al móvil

La Guardia Civil auxilia a la mujer, que tenía la intención de tomar gran cantidad de fármacos

M. C. Callejón
M. C. CALLEJÓNALMERÍA

Agentes de la Guardia Civil auxiliaron el pasado lunes a una mujer que había comunicado mediante mensajes a su expareja su intención de tomar gran cantidad de fármacos para intentar autolesionarse.

La actuación comenzó después de que el primero presentara una denuncia en dependencias de la Guardia Civil del puesto de Roquetas en la que aseguraba que su expareja le había enviado varios mensajes donde esta expresaba su intención de quitarse la vida. Hecho tras el cual los efectivos intentaron contactar mediante vía telefónica aunque resultó imposible.

Un contacto que resultó difícil después de que su expareja comunicara a los agentes que desconocía su residencia actual por encontrarse viviendo en el domicilio de la pareja actual de su madre. Fue entonces cuando los agentes se trasladaron hacia la zona donde podía ubicarse la vivienda, una gran urbanización de la localidad de Roquetas de Mar.

Tras la colaboración de la vecindad de la urbanización, una de las vecinas identificó a la mujer, indicando a los agentes el domicilio exacto donde podría vivir. Los agentes subieron entonces hasta la planta donde les indicó la vecina y golpearon la puerta y tocaron varias veces al timbre, sin obtener respuesta.

Su expareja hizo en ese momento una llamada al teléfono de la mujer para confirmar que sonaba en el interior de esa vivienda y escucharon, de hecho, el sonido del teléfono de la mujer.

Ante el temor de que la mujer hubiera consumado el hecho de hacerse daño, los efectivos de la Guardia Civil optaron por abrir la puerta, con la colaboración de un vecino, que usó un taladro para abrir.

Una vez abierta la vivienda, los agentes encuentraron a la mujer tirada en el suelo, inconsciente y con un pulso muy débil, por lo que rápidamente solicitaron asistencia sanitaria y comenzaron a practicarle los primeros auxilios, colocándola en posición cúbito supino y provocándole el vómito con los dedos.

Fue así como los agentes consiguieron que la mujer vomitara y recuperase la consciencia, manteniéndola despierta hasta la llegada de los sanitarios poco después.

Durante el auxilio, los efectivos encuentraron en la vivienda unas tabletas de medicamentos que habrían sido ingeridas por la mujer. Encontraron también un cúter con el que se había autolesionado realizando pequeños cortes superficiales en las muñecas, así como tres cartas de despedida para su madre, la pareja de su madre y para su expareja.

Los sanitarios continuaron estabilizando a la mujer, librándola del peligro hasta que fue trasladada al Centro Hospitalario El Poniente de El Ejido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos