Indignación por el enésimo vertido de aguas fecales en la Ribera de la Algaida

Camiones de bombeo intentan sacar las aguas fecales de la Ribera de la Algaida, una vez más./P.R.
Camiones de bombeo intentan sacar las aguas fecales de la Ribera de la Algaida, una vez más. / P.R.

El PSOE ha pedido explicaciones por lo ocurrido, mientras que vecinos y ecologistas denuncian que el problema es habitual

JULIO VALDIVIAROQUETAS DE MAR

Estos días han vuelto a circular vídeos en redes sociales en los que se aprecian camiones de bombeo extrayendo aguas fecales de las charcas de la Ribera de la Algaida, justo en un punto transitado cada día por cientos de personas que usan la Puerta Verde ejecutada en su día por la Junta de Andalucía, para practicar deporte o pasear.

Lo ocurrido se ha convertido en algo habitual, según denuncian organizaciones como Serbal, ya que justo en este punto pasan tuberías de aguas fecales procedentes de Aguadulce hacia la depuradora del municipio, y desde hace tiempo hay roturas en los sistemas, que acaban por expulsar el agua y su nauseabundo olor en este punto de gran valor ambiental, recientemente incluido en el Catálogo de Humedales de Andalucía.

La indignación vecinal crece en el municipio ante un problema que se repite una y otra vez, y que algunos ven hasta intencionado, teniendo en cuenta la postura que ha mantenido históricamente el Ayuntamiento negando el valor ambiental del lugar, oponiéndose a la construcción del corredor verde y queriendo incluir este espacio en la futura urbanización de Las Salinas para acondicionar un campo de golf. Postura que ha dado un giro recientemente, cuando el Consistorio ha empezado a valorar el espacio y ha reconocido su importancia.

Junto a la indignación vecinal, han llegado también reacciones de algunos grupos municipales. Es el caso del PSOE, que esta semana emitía un comunicado en el que su portavoz, Manolo García, se preguntó por los motivos por los que la tubería se rompe constantemente y el problema no se arregla de forma definitiva. Una situación que, según dijo, también se produce en otros puntos como el colector existente en las inmediaciones de la entrada a la Urbanización, donde igualmente las reparaciones son constantes con el daño que eso supone para el turismo. «¿A quién beneficia esta situación de interminables arreglos que duran poco tiempo?», interrogó el portavoz socialista, que recordó que el Ayuntamiento paga el mantenimiento de las redes de saneamiento a la empresa concesionaria.

Por ello, el Grupo Municipal Socialista anunció que pedirá al Ayuntamiento una relación detallada de los gastos de reparación de la red de saneamiento en los últimos cuatro años, concretados por cada ejercicio, para conocer dónde se están reparando estos problemas, casi siempre ejecutados por subcontratas, y qué decisiones se están tomando para solucionarlo.

El dirigente socialista recordó el valor natural y turístico que tiene la Ribera de la Algaida «protegida gracias a la Junta de Andalucía y muy a pesar del señor Amat, que sigue ignorando y despreciando esta zona que siempre quiso desarrollar urbanísticamente, permitiendo que sea inundada constantemente con aguas fecales», dijo.

Manolo García mencionó igualmente el problema de los mosquitos que padece todo el municipio, y que lejos de atajarse por parte del Consistorio tras numerosos estudios, este año «ha sido un desastre de gestión por la falta de medios y por incidentes como éste o el de la rambla cercana al parque acuático, donde se producen escapes sin controlar que favorecen la aparición de miles de larvas». Para Manolo García «la realidad es que mientras Amat culpa a los ecologistas y las zonas naturales del problema de los mosquitos, los verdaderos responsables son la falta de personal y el desgobierno de este Ayuntamiento, que sigue más preocupado por obras ajenas que por las cuestiones que son de su responsabilidad directa y por las que pagamos todos unos impuestos que no son precisamente bajos».

También desde Izquierda Unida llegaron críticas por lo ocurrido, en este caso vía redes sociales. La formación recordó sus constantes denuncias ante este habitual problema. El concejal, Juan Pablo Yakubiuk, anunció que se han pedido informes para adjuntarlos a la causa que la formación ya abrió ante la Fiscalía de Medio Ambiente por los supuestos vertidos ilegales de aguas fecales en el emisario de Los Bajos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos