La Guardia Civil estudia su traslado al Centro de Servicios Sociales para después del verano

El actual Centro de Servicios Sociales podría albergar el cuartel de la Guardia Civil después del verano./IDEAL
El actual Centro de Servicios Sociales podría albergar el cuartel de la Guardia Civil después del verano. / IDEAL

Según diversas fuentes, el Ayuntamiento ha ofrecido a la Benemérita la instalación para abrir un nuevo cuartel que sustituya al actual

Julio Valdivia
JULIO VALDIVIARoquetas de Mar

Aunque desde el Ayuntamiento de Roquetas no se ha anunciado nada aún, diversas fuentes han confirmado a IDEAL que el alcalde de la ciudad, Gabriel Amat, habría ofrecido recientemente a la Guardia Civil el Centro de Servicios Sociales de la localidad como futuro cuartel de la Benemérita en el municipio.

Esas mismas fuentes señalan que la propuesta habría sido bien recibida desde la Guardia Civil, que desde hace años centraliza sus servicios en el viejo acuartelamiento del centro de la localidad, cuyos problemas de conservación y limitaciones hace tiempo que son palpables. Tanto es así, que la Benemérita estaría barajando como fecha del traslado el próximo otoño.

Por el momento se desconocen muchos detalles de esta operación que el Consistorio estaría llevando de forma discreta, y que supondría retomar la vieja aspiración del primer edil de dotar a la Guardia Civil de un nuevo cuartel, paralizada por los planes de construcción de una comisaría, ya descartada por el Gobierno de España, con el beneplácito de Gabriel Amat.

Está por ver el futuro de los servicios municipales que actualmente ocupan el Centro de Servicios Sociales de confirmarse esta operación. Hay que recordar que en el edificio hay aulas de formación utilizadas para cursos durante todo el año, también se encuentra la Oficina Municipal de Inmigración, y buena parte de las dependencias de la Concejalía de Asuntos Sociales. Algunas fuentes apuntan a que el edificio es lo suficientemente grande como para compartir las dependencias, que como se sabe, ya en parte están destinadas a la oficina del DNI de la Policía Nacional, a la que se destinó el salón de actos con que contaba el edificio inicialmente. Aunque es posible que este traslado origine la reubicación de algunos servicios municipales.

Otro asunto que presenta algunos problemas de confirmarse que el Centro de Servicios Sociales de Roquetas será el nuevo cuartel de la Guardia Civil total o parcialmente, es el caso de los aparcamientos de vehículos policiales, de los que actualmente carece el edificio, que tampoco contaría con el perímetro de seguridad habitual en este tipo de instalaciones policiales. El problema de los aparcamientos, según esas mismas fuentes, quedaría resuelto con la cesión por parte del Ayuntamiento de alguno de los solares colindantes del edificio que son parcelas de equipamiento.

El Centro de Servicios Sociales de Roquetas se ubica en la Avenida de Curro Romero, frente al apeadero de autobuses de la ciudad, y fue inaugurado en 2012 tras años de construcción en diferentes fases a través de escuelas taller y recursos municipales. Su apertura acabó con la enorme limitación de espacio que tenían hasta entonces algunos servicios como la Oficina Municipal de Inmigración.

De cerrarse el traslado, el alcalde roquetero habría conseguido el ansiado cuartel de la Guardia Civil que en su día intentó que se construyera en Las Salinas.

La intención, a principios de la década pasada por parte del Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Roquetas, era construir un gran acuartelamiento con el que reforzar los servicios, pero las crecientes demandas de una comisaría de la Policía Nacional y la apuesta del Gobierno de Zapatero por el despliegue de este cuerpo, paralizó aquellos planes, y los terrenos finalmente fueron destinados para construir el colegio Posidonia. Firmándose un nuevo convenio para la comisaría de la Policía Nacional, por la que el Ayuntamiento de Roquetas y su alcalde, nunca mostró excesivo entusiasmo.

La paralización del Gobierno socialista del proyecto de la comisaría por problemas presupuestarios y la reciente decisión del Gobierno de Rajoy de descartarla, han impulsado de nuevo la idea de un nuevo cuartel y esta vez se ha apostado por un edificio ya construido, para que el traslado sea rápido.

Otro de los asuntos que habrá que aclarar será el futuro de las instalaciones del actual acuartelamiento del centro, aunque es de suponer que la intención municipal sea conseguir su propiedad para su derribo y retomar la idea anunciada en su día de ampliar la plaza de Luis Martín dotándola de más espacios libres. También está por ver si el acuerdo entre ambas partes incluye el cuartel de Aguadulce, con un uso testimonial desde hace años por parte de la Guardia Civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos