La Guardia Civil auxilia a una mujer embarazada tras ingerir más de una decena de pastillas

Hospital de Poniente de El Ejido (Almería), lugar al que fue trasladada la víctima para su exploración médica./R. I.
Hospital de Poniente de El Ejido (Almería), lugar al que fue trasladada la víctima para su exploración médica. / R. I.

La víctima mostraba síntomas de somnolencia y desorientación en el momento en el que los agentes acudieron en su ayuda al domicilio

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

La rapidez de la actuación permitió que el auxilio de los agentes tuviera éxito. La Guardia Civil de Roquetas de Mar logró auxiliar a una mujer embarazada de una potencial intoxicación al haber ingerido un gran volumen de pastillas de un medicamento.

Según trasladaron fuentes del Instituto Armado en la provincia de Almería, fue la madre de la mujer la que llamó a la Guardia Civil para alertar de que su hija había amenazado con autolesionarse. Tras el aviso, los agentes se desplazan rápidamente al lugar, donde tras tocar a la puerta les abre una mujer con signos de desorientación y somnolencia. La mujer niega la entrada a los agentes, que se habían ofrecido a ayudarla si es que necesitaba de alguna actuación y cierra la puerta con tan poca fuerza que queda entreabierta.

Los agentes de la Guardia Civil de la localidad roquetera pueden observar entonces por el hueco de la puerta entornada cómo coge con la mano un tapón de plástico y toma algún sólido que portaba en él. Ante este hecho los miembros de la benemérita que habían acudido ante la llamada de alerta optan por entrar en la vivienda temiendo que esté ingiriendo algún tipo de medicamento que haga peligrar la vida de esta persona.

Una vez en el interior de la vivienda, los agentes de la benemérita le prestan un primer auxilio sanitario y logran que expulse hasta 15 pastillas que tenía en la garganta. Seguidamente los guardias civiles avisan a los servicios médicos de emergencia en la zona, mientras atienden a esta mujer mojándole la cara y muñecas con agua para reanimarla y mantenerla consciente hasta la llegada de los especialistas sanitarios. Es durante esa espera cuando la mujer confirma a los agentes haber ingerido unas 12 pastillas de un medicamento del que observan los agentes una tableta vacía en una mesa de la vivienda de la víctima. Finalmente los sanitarios estabilizan a la mujer, trasladándola al Hospital de Poniente, en la localidad almeriense de El Ejido, para un reconocimiento médico de la potencial intoxicación de la joven y el posterior tratamiento adecuado para su estado de salud.

 

Fotos

Vídeos