Fomento trabaja en la última gran estructura de la variante, que espera abrir totalmente en septiembre

Las obras están ya al 90% de su ejecución, colocándose vigas de la última estructura y preparándose el asfalto de la autovía y los ramales finales

JULIO VALDIVIA

Las obras para terminar la variante de Roquetas el próximo mes de septiembre siguen a buen ritmo y ayer la Junta de Andalucía aseguró que ya están al 90 por ciento de su ejecución, centrándose ya en el último kilómetro pendiente de autovía y los dos ramales finales de conexión con la misma.

Como se sabe, el pasado mes de julio se abrió al tráfico el tramo comprendido entre el centro comercial Gran Plaza y la carretera de La Mojonera, quedando pendiente de abrir un último tramo de autovía, así como la gran rotonda en la que terminará, junto a una vía de penetración de dos kilómetros de longitud que acabará en la entrada de la Urbanización, así como el ramal que conectará con el futuro eje intermedio del Poniente, que todavía se encuentra en fase de estudio y planificación.

Esta semana se han empezado a colocar las vigas de gran tamaño que soportarán la estructura del enlace de La Mojonera, que es una de las grandes infraestructuras de la citada autovía. Con ella se completará el enlace que quedó finalizado con una glorieta que facilita los movimientos de entrada y salida en este punto del municipio y la reposición del carril bici de la carretera de La Mojonera. La gran estructura de este enlace sur cuenta con tres vanos e incorpora dos grandes vigas en cada uno de los vanos, teniendo una longitud en total de 100 metros. Cada una de las vigas que se están instalando cuenta con 30 metros de longitud y un peso de 86 toneladas.

Incidencias de tráfico

Desde la Delegación de Fomento de la Junta, se advirtió ayer que el proceso de colocación de las vigas podría afectar durante estos días al tráfico en el entorno de la glorieta y los ramales, por lo que se tomarán medidas para evitar problemas en esos momentos puntuales.

Junto a la terminación de la gran estructura final, este mes de agosto también se está trabajando en el tronco principal de la autovía aún pendiente de abrir y los dos ramales de conexión finales. En ellos se están extendiendo las capas de asiento del firme, tanto en el primero que conecta con las urbanizaciones turísticas, como en el segundo que de momento lleva a los Llanos de Marín y las parcelas agrícolas.

El delegado de Fomento en Almería, Joaquín Jiménez, valoró muy positivamente el avance de las obras y confirmó que de seguir a este ritmo los trabajos, se podrá cumplir con el compromiso adquirido de culminar completamente este proyecto «en el transcurso del próximo mes de septiembre».

Jiménez aseguró que con la construcción y apertura de la variante, la Junta de Andalucía «da respuesta a una demanda histórica de Roquetas de Mar y de los otros municipios limítrofes, así como de sectores económicos de primer orden en el tejido producto de la zona».

Una vez abierta, la variante de Roquetas contará con un total de 7,4 kilómetros de longitud, partiendo desde la rotonda del centro comercial Viapark en El Parador y culminando a dos kilómetros de la Urbanización de Roquetas, a la que llegará el ramal final de conexión de carretera convencional.

En total, el proyecto está suponiendo una inversión de 43,3 millones de euros y contará con los enlaces ya abiertos en El Parador, el cruce con la carretera de Las Losas, Gran Plaza-Polígono Industrial, Roquetas-Vícar (por la Carretera de Zamora) y La Mojonera, además de los mencionados ramales finales.

A esa inversión hay que sumar los costes de los terrenos, tanto los de la parte que discurre por el término municipal de Vícar, que como se sabe fueron expropiados en su momento por la propia Junta de Andalucía como se suele hacer en estas intervenciones, como los del término municipal de Roquetas, que han sido conseguidos por el Ayuntamiento de Roquetas tal y como se comprometió en su día, compensando a sus propietarios mediante aprovechamientos en la futura urbanización de Las Salinas o expropiando los terrenos con fondos municipales (de momento se llevan gastados unos 30 millones de euros) que se esperan recuperar en un futuro con la venta de esos aprovechamientos.

La variante ha reactivado otros proyectos pendientes en cuanto a conexiones viarias se refiere. Es el caso de la conexión entre esta vía y la A7, para la que en estos momentos se está redactando el proyecto, o la mejora del ramal de la Carretera de Zamora, entre otros.

Fotos

Vídeos