El PP exige a la Junta que resuelva la falta de transporte escolar de alumnos a los que se les ha negado

Los populares aseguran que se está negando el servicio a hermanos de alumnos que ya lo tienen, algo que consideran «absurdo» y exigen una solución al problema

J. V.

El Partido Popular de Roquetas de Mar ha denunciado este lunes el «grave trastorno» que la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía está provocando en las familias roqueteras al negarles el servicio de transporte escolar hasta sus centros educativos. Un problema que se está agravando año a año y que produce «situaciones tan absurdas como que un escolar cuente con transporte y su hermano pequeño no», denuncia el partido.

El «recorte» que la Junta de Andalucía está llevando a cabo en el servicio de autobuses está suponiendo un verdadero quebradero de cabeza para muchos vecinos. La situación se agrava para aquellos estudiantes a los que se les ha asignado plaza en centros muy alejados de sus domicilios, para quienes el PP roquetero exige «una solución».

Es el caso de los colegios Las Marinas, CEIP Gabriel Cara y el IES Las Marinas, en los que están matriculados decenas de escolares que no residen en este núcleo. Pero también afecta a las familias de barrios como Las Salinas o La Romanilla, que tienen que acudir al CEIP Juan de Orea o a los institutos Sabinar o Turaniana. Muchos de ellos verán a partir del 10 de septiembre cómo sus hermanos mayores, que acuden al mismo centro, suben al transporte escolar, mientras que a ellos se les ha denegado el servicio.

«Desgraciadamente, Roquetas cuenta con un historial de negación de servicios educativos que, lejos de solucionarse, va agravándose año a año», lamentan desde el PP roquetero en referencia a la situación similar de la falta de plazas de comedor escolar que ya supuso un problema para «cientos» de familias roqueteras a los que, de un curso a otro, se les dejó fuera del servicio.

Ahora, la Junta de Andalucía está haciendo lo propio con el transporte escolar «sin dar una solución a las familias trabajadoras a las que les es imposible acompañar a sus hijos hasta un centro educativo que en algunos casos se encuentra a varios kilómetros de sus hogares».

«La Junta de Andalucía no puede mirar para otro lado ante una situación provocada por su falta de inversión en este municipio. Mientras haya barrios que no cuenten con sus propios colegios y centros de enseñanza secundaria, y plazas suficientes en éstos, no puede negar el servicio de transporte a los estudiantes que se ven obligados a escolarizarse en centros de otros barrios», se insiste desde el PP: «Exigimos y exigiremos a la Junta que haga sus deberes en materia educativa, dote de más centros al municipio y, mientras tanto, no deje a estas familias desamparadas sin transporte».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos