Escolares roqueteros conectaron con la base militar Gabriel de Castilla de la Antártida

Escolares roqueteros conectaron con la base militar Gabriel de Castilla de la Antártida

Los alumnos del colegio Portomagno pudieron hablar con el roquetero, teniente médico, Óscar Garrido, y el vulcanólogo granadino David Crespo

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

Un grupo de alumnos de Secundaria del colegio Portomagno de Roquetas de Mar participaron ayer viernes en una videoconferencia con el Polo Sur organizada por el Ayuntamiento para hablar con el teniente médico Óscar Garrido, vecino de Roquetas, y el vulcanólogo granadino David Crespo, quienes participan estos meses en la XXXII Campaña Antártica, la campaña más antigua del Ejército de Tierra.

El acto contó con la presencia del alcalde, Gabriel Amat, quien inició la conexión agradeciendo al teniente Garrido que haya llevado el nombre y la bandera de Roquetas de Mar hasta la Isla Decepción, donde se ubica la base militar española 'Gabriel de Castilla', a 12.222 kilómetros de Almería: «No hay una satisfacción mayor para nosotros que uno de nuestros vecinos lleve el nombre de nuestro municipio hasta el otro lado del planeta».

El teniente Garrido, quien expresó también su propia satisfacción por ser vecino de Roquetas, contó a los escolares cómo fue la llegada a la Isla Decepción, una isla volcánica sin más habitantes que los 32 componentes de la campaña. «Es una isla curiosa, porque podemos estar a 16 grados bajo cero, caminando sobre nieve, y de pronto pasar a otro tipo de suelo y al tocarlo sentir su temperatura de 20 grados», dijo.

En la misión, el Ejército de Tierra asegura la estancia de distintos científicos que llevan a cabo un amplio número de investigaciones, desde el control de actividad sísmica, como es el caso del vulcanólogo David Crespo, hasta el impacto medioambiental de los aerosoles. De forma paralela, desarrollan la campaña solidaria 'Apadrina un pingüino' que recauda fondos para la lucha contra el cáncer y de la que los estudiantes del colegio Portomagno, así como muchos otros del municipio, ya forman parte.

Los escolares les han interrogado sobre las temperaturas, proyectos y hasta sus sentimientos e impresiones por estar «tan lejos de casa». Tras contestar a cada uno de ellos, el teniente Garrido y el vulcanólogo Crespo mostraron las instalaciones de la base militar española hasta llegar al poste en donde el vecino de Roquetas colocó la señal con el nombre de Roquetas.

 

Fotos

Vídeos