Educación insiste en que habrá transporte para los alumnos que cumplan los requisitos

Educación insiste en que habrá transporte para los alumnos que cumplan los requisitos

Asegura que la gratuidad existe para los que tengan que desplazarse fuera de su localidad o residan en diseminados, no para cubrir la ausencia de transporte urbano

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

El problema surgido en Roquetas con la aplicación de la nueva normativa sobre el transporte escolar, está generando una serie de reuniones para analizar las singularidades del municipio, que carece de servicio urbano de transporte y tiene buena parte de los centros alejados de los núcleos urbanos de los que proceden sus alumnos. Unas de ellas se producía ayer entre representantes de las AMPA y la delegada de Educación, Francisca Fernández, junto con el jefe de servicio de Planificación de la Delegación de Educación.

El encuentro fue solicitado por las AMPA de Roquetas, y contó con la presencia de Estela Gil, presidenta de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado por la Educación Pública (Codapa); Larissa Grosso, secretaria comarcal de las AMPA de Roquetas de Mar, y las representantes de las asociaciones de madres y padres de los centros educativos, IES 'Sabinar', Las 'Marinas', y 'Turaniana' y la de los CEIP 'Las Marinas' y 'La Molina'.

Desde la Delegación se insistió en que «está garantizada» la prestación del servicio de transporte escolar gratuito para aquellos alumnos que tienen derecho al servicio, según los criterios del Decreto aprobado en 2009, que lo regula. Además, se recordó que «la prestación gratuita del servicio complementario de transporte escolar tiene como finalidad garantizar la igualdad de todas las personas en el ejercicio del derecho a la educación, facilitando el desplazamiento gratuito del alumnado del segundo ciclo de Educación Infantil, de Educación Primaria, de Educación Especial, de Educación Secundaria Obligatoria, de Bachillerato y de Formación Profesional Inicial desde su localidad de residencia al centro docente asignado por la Administración educativa».

Pero se puntualizó que «el servicio de transporte escolar gratuito es un recurso de compensación educativa diseñado con una finalidad muy clara y no puede cubrir las necesidades de transporte urbano derivadas de un crecimiento urbanístico de un municipio como Roquetas, porque su finalidad es otra».

Así, el servicio se ha diseñado para el alumnado que «esté obligado a desplazarse fuera de su localidad de residencia, por inexistencia en la misma de la etapa educativa correspondiente, o que resida en núcleos dispersos de población o en edificaciones diseminadas», contemplándose los desplazamientos dentro de la misma localidad únicamente para alumnos con discapacidad o con dificultades de desplazamiento.

Sin transporte urbano

El problema que surge en Roquetas es que hay estudiantes que se benefician del servicio pese a acudir a un centro de su misma localidad, porque la distancia del mismo es grande, si bien, existen paradas del servicio a menos de 300 metros del propio centro. Unas necesidades, estas últimas, que en cualquier ciudad suele resolver un transporte urbano que en Roquetas no existe, de ahí que la aplicación del decreto haya focalizado la mayor parte de los problemas en este municipio.

Como se recordará, Roquetas de Mar carece de este servicio, pese a estar obligado por ley a prestarlo desde que hace 17 años superó los 50.000 habitantes. Sin embargo, hasta el momento no ha puesto en marcha el servicio y se apoya en el que presta el Consorcio Metropolitano para cubrir un servicio básico que no comunica los diferentes barrios y núcleos.

Desde la Junta se aseguró que Andalucía «es de las pocas comunidades autónomas» que mantienen la gratuidad del servicio para el alumnado de Bachillerato y FP Inicial, y se quiso dejar claro que «en el municipio de Roquetas de Mar durante el curso 2017/2018 se han beneficiado del servicio de transporte escolar gratuito 2.500 alumnos, y durante el curso 2018/2019 «lo harán todos aquellos en los que concurran las circunstancias arriba señaladas, como en cualquier centro educativo y municipio de Andalucía».

Inversiones

Por otro lado, la Delegación de Educación resaltó el «compromiso» que tienen con la educación en Roquetas de Mar, donde este año se han previsto unas inversiones superiores a los 6,3 millones de euros, que se suman a los 37,6 millones anuales que se gastan en Roquetas en el mantenimiento y funcionamiento de los centros educativos públicos.

La Junta avanzó que se trabaja «intensamente» para contemplar de cara al presupuesto de 2019 la construcción de un nuevo CEIP en Las Lomas-La Molina y un nuevo IES en Las Salinas, como ya avanzó IDEAL hace unos meses. Para ello, se está a la espera de conseguir los terrenos que deberá ceder el Ayuntamiento de Roquetas, al igual que ocurre con la ampliación del IES Las Marinas, que también necesita conseguir las parcelas anexas.

IU pide la modificación del decreto y que se implante el transporte urbano

También desde Izquierda Unida se ha mantenido un encuentro con representantes de la FAPACE, Federación de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de Centros de Educación Pública de Almería. A cuyo término, el concejal Juan Pablo Yakubiuk quiso expresar «nuestra preocupación ante la falta de avances desde el pasado mes de mayo en el tema del recorte de servicios en el transporte escolar por parte de la Junta». El edil criticó la «aplicación directa» del decreto «sin tener en cuenta la particularidad de nuestro municipio, lo que dejará sin paradas cercanas a un gran número de alumnos. Entendemos que el criterio debe cambiarse, al menos hasta que el equipo de Gobierno del ayuntamiento de Roquetas de Mar asuma sus competencias en cuanto a transporte urbano».

IU, además de informar a FAPACE de la iniciativa parlamentaria llevada a cabo, y que presumiblemente se presentará oralmente en la proxima sesión plenaria en Sevilla, se comprometió con la Federación a seguir reclamando que la Junta deje de «cubrir las espaldas» a Gabriel Amat y le obligue a invertir en un servicio de autobuses urbanos que garantice la movilidad y la autonomía de los estudiantes. «Recordamos que la única línea de bus urbano de Roquetas sigue siendo prestada por el Consorcio, cuando nuestro municipio debería gestionar ya un sistema de líneas que conectáran todos los núcleos urbanos y con ello, a todos los centros educativos», explicó Yakubiuk.

Mientras esto ocurre, los asistentes a la reunión coincidieron en que es necesario que el ejecutivo andaluz rectifique y busque una salida para dar servicio, tanto en el ámbito urbano, como en el caso de los alumnos que se incorporan en este ciclo y cuyos hermanos, con derecho a transporte, estudian en el mismo centro. Para esto se plantea estudiar una modificación del Decreto 287/2009, de 30 de junio, por el que se regula la prestación gratuita del servicio complementario de transporte escolar para el alumnado de los centros docentes sostenidos con fondos públicos, de forma que contemple esta situación particular de algunas unidades familiares, ante los problemas surgidos con esta cuestión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos