Ecologistas denuncian que los planes para Las Salinas incumplen la normativa europea

Ecologistas denuncian que los planes para Las Salinas incumplen la normativa europea

También advierten que el plan se ha aprobado sin tener un deslinde Costas firme, ni conocer los límites del futuro humedal de la Ribera de la Algaida

JULIO VALDIVIA

La Federación Provincial de Ecologistas en Acción Almería , con el apoyo de la plataforma ‘Salvemos Las Salinas’ de la que forma parte, registró este lunes un recurso de reposición contra la aprobación provisional de la innovación al PGOU que trocea el sector denominado Z-SAL-01, permitiendo su desarrollo por partes, lo que ha reactivado las protestas contra los planes urbanísticos en este lugar.

Como se recordará, cerca de mil alegaciones se presentaron contra ese trámite, siendo prácticamente todas ellas desestimadas por el Consistorio roquetero. Ahora, los colectivos ecologistas han recurrido la decisión a través de un recurso de reposición.

Las organizaciones conservacionistas aseguraron ayer que el paso dado por el Ayuntamiento, que abre la puerta a un próximo desarrollo de la zona «provoca un daño irreparable a los derechos e intereses legítimos, en este caso la tutela y defensa del medio ambiente y un urbanismo ordenado y cohesionado». Además, advierten que el planteamiento es contrario al artículo 62 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común, por ir contra una disposición de rango legal superior, en este caso la Directiva 2001/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo de 27 de Junio de 2001, relativa a la evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente.

Los colectivos ecologistas también consideran que el proyecto impulsado por alcalde roquetero, Gabriel Amat, es contrario a la propia normativa sectorial de la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, entendiendo que es necesario paralizar el planeamiento y llevar a cabo «las adaptaciones sustanciales necesarias para cumplir con las previsiones establecidas en materia ambiental».

Ecologistas en Acción y ‘Salvemos Las Salinas’ acusan al Ayuntamiento de Roquetas de Mar de «estar incumplimiento este trámite ambiental que debería haberse tramitado con anterioridad a la aprobación definitiva del PGOU de Roquetas de Mar, siendo necesario que haya una revisión conforme a lo establecido en la directiva comunitaria».

«Daño irreparable»

Igualmente, la innovación urbanística puede generar, a juicio de los ecologistas, «un daño irreparable para los intereses ambientales locales del término municipal de Roquetas de Mar, porque la innovación se establece sin existir acto administrativo firme sobre el Dominio Público Marítimo Terrestre y la línea de probable deslinde que afecta al Humedal Ribera de la Algaida».

En este sentido, los opositores al proyecto advierten que el Consistorio está tramitando la innovación «sin las condiciones de garantías geológicas de la zona y sin aportar un estudio geológico previo en turberas» y denuncian que «la Evaluación de Impacto en la Salud (EIS) no analiza los principales impactos en la salud y es sustituida por un documento formal carente de criterio técnico y científico».

Ecologistas en Acción denuncia, en este sentido, que la innovación tramitada por el Ayuntamiento de Roquetas «tiene unos altos costes para las arcas municipales», teniendo en cuenta que el sector se desarrollará por el sistema de cooperación, es decir, adelantando el Consistorio los costes de urbanización. Además, considera «innecesaria e injustificable desde un punto de vista socioeconómico» la construcción de nuevas viviendas que tendrían una «posible afección a flora y fauna catalogada y al yacimiento arqueológico de la Turaniana».

Paralización provisional

En base a ello, los ecologistas y defensores de este espacio, han solicitado la paralización provisional del trámite de la innovación urbanística «para adaptar esta innovación a la normativa ambiental europea».

El recurso de reposición ha sido igualmente trasladado a todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Roquetas de Mar y concejala no adscrita María José Carmona.

Estas asociaciones esperan que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar «sea sensible a las reivindicaciones planteadas para garantizar una adecuada conservación del espacio natural de la Ribera de la Algaida con una adecuada zona de amortiguación ambiental, se ponga en valor el yacimiento histórico de la Ribera de la Algaida y Las Salinas de San Rafael».

Por último, anunciaron que pondrán en conocimiento de la Comisión Europea a través de una queja comunitaria esta situación urbanística que «puede afectar de forma irreparable al medio ambiente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos