Detenida en Roquetas por robar un teléfono móvil con un cuchillo

Se resistió a los agentes que intentaron reducirla cuando discutía con varias personas

EUROPA PRESSALMERÍA

La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 27 años acusada de robar con un arma blanca un teléfono móvil a un hombre a quien supuestamente agredió y de resistirse a los agentes que intentaron reducirla cuando discutía con varias personas cuchillo en mano.

Según ha informado la Comandancia en un nota, la actuación tuvo lugar a las 03,45 horas del domingo después de que un ciudadano alertase a los agentes de la presencia de una mujer en una calle próxima al cuartel de Roquetas de Mar (Almería) que estaba haciendo uso de un arma blanca mientras discutía con varias personas.

La Guardia Civil localizó, descalza y alterada en mitad de la calle, a la mujer, quien, al percatarse de la presencia de los agentes, guardó en el bolsillo trasero del pantalón un objeto, posiblemente el arma blanca referida.

Desde un primer momento intentaron tranquilizarla para esclarecer lo ocurrido y lograron identificarla al tiempo que le requisaban varios objetos que portaba en los bolsillos, entre ellos unas llaves, la funda un móvil y un cuchillo.

Durante ese tiempo, un hombre se acercó al lugar y la mujer, quien no dejo "de gritar e increpar a los agentes", arremtió contra él de manera violenta aunque no llegó a agredirle ya que uno de los agentes de la Guardia Civil se interpuso.

Tras un nuevo intento de calmarla, los agentes procedieron a su dteención ya que no deponía su actitud como presunta autora de un delito de resistencia y desobediencia a agente de la autoridad.

Posteriormente, la investigación reveló que H.E.G. había sustraído presuntamente un teléfono móvil a una persona dentro de un establecimiento público ubicado en las inmediaciones tras agredirla y amenazarla.

La víctima informó de que la conocía "de vista", que había salido del local en el que se encontraban dejando su teléfono móvil encima de la mesa y cuando había regresado este ya no estaba.

La arrestada le acusó entonces de habérselo sustraído y, al parecer, cogió el suyo al tiempo que le agredía. Cuando otras personas mediaron en la discusión, esgrimió presuntamente el arma blanca.

Un amigo de la detenida se aproximó entonces a los agentes y les hizo entrega de un teléfono móvil marca Samsung que la detenida le había dado instantes antes, siendo el terminal sustraído a la víctima.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con la detenida, también como presunta autora de un delito de robo con violencia, han sido remitidas al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Roquetas de Mar (Almería).

Fotos

Vídeos