Denuncian la falta de control municipal en el aparcamiento de camiones en vías urbanas

El entorno del Teatro Auditorio es una de las zonas habituales de estacionamiento. :: J. VALDIVIA/
El entorno del Teatro Auditorio es una de las zonas habituales de estacionamiento. :: J. VALDIVIA

Esta práctica está prohibida expresamente en la normativa municipal y evidencia la falta de aparcamientos para ellos

JULIO VALDIVIA ROQUETAS DE MAR

La Asociación de Vecinos Aduana-Los Bajos de Roquetas de Mar ha denunciado la falta de control del Ayuntamiento de la localidad sobre el aparcamiento de camiones de gran tonelaje en las vías urbanas, una práctica que prohíbe expresamente la ordenanza de circulación del municipio.

En concreto, según la normativa municipal de circulación, en su artículo 12, apartado 5, se deja claro que «no se permitirá el estacionamiento en vías urbanas de los remolques o semirremolques cuando éstos de hallen separados del vehículo tractor» y en el apartado 6 especifica que «no se permitirá el estacionamiento de vehículos de transporte de personas con capacidad para 10 o más plazas y de mercancías cuyo peso máximo autorizado sea superior a 3.5 TM en las vías urbanas, excepto en los lugares señalizados específicamente».

A pesar de ello, la presencia de estos vehículos pesados en las calles del municipio es una escena cotidiana y normalizada en varias zonas, hasta el punto de que hay remolques sin cabeza tractora estacionados durante meses.

El entorno de la Plaza de Toros, en calles como Reina Sofía o Aduana o la zona de Las Salinas, muy especialmente en los alrededores del Teatro Auditorio o la avenida Legión Española, son lugares habituales de aparcamiento, aparentemente sin ningún control, ya que en algún caso permanecen estacionados en estos lugares bastante tiempo.

En cuanto a los autobuses también su presencia es habitual en algunos lugares, siendo especialmente problemáticos en los meses de verano, cuando los lugares más turísticos del municipio presentan serias limitaciones para el aparcamiento, existiendo autobuses estacionados en determinadas zonas cercanas a los establecimientos hoteleros que reducen aún más el número de plazas de aparcamiento.

La cuestión va más allá de las meras molestias que se generan hacia los vecinos por parte de vehículos de grandes dimensiones en vías urbanas que la normativa prohíbe expresamente, o de la falta de control, que se suma a la larga lista de problemas en esta legislatura en cuanto a la limpieza, el mantenimiento y el estado general de la ciudad. Se trata de un debate que pone de manifiesto la ausencia de zonas específicas para el estacionamiento de estos vehículos, tal y como vino ocurriendo con las autocaravanas durante largos años en los que los vecinos denunciaron una y otra vez la falta de control municipal.

En el caso de las autocaravanas el debate parece más o menos zanjado con el establecimiento de lugares específicos para su estacionamiento en varios puntos del municipio, no sin las críticas de algunos residentes en las inmediaciones, pero camiones y autobuses no parecen tener lugares específicos para ellos, más allá de estaciones de servicio como la situada en la carretera de la Yegua Verde, o al menos no existen señales que así lo indiquen en los lugares que son objeto de quejas de los vecinos.

Lo cierto es que hace años se debatió esta cuestión en el Pleno municipal, con las quejas trasladadas por la oposición sobre la carencia que tiene Roquetas de lugares específicos para el estacionamiento, que sí tienen debidamente señalizados y delimitados otros municipios vecinos como Vícar. Sin embargo, nada se ha hecho hasta el momento en este sentido.

Los deportistas tuvieron que superar un recorrido de 21.097,5 metros que transcurrió por el centro del municipio hasta llegar a la zona de las Urbanizaciones, el Castillo de Santa Ana y El Puerto, la zona del Teatro Auditorio de la localidad y alcanzar la Plaza de Toros, con la meta ubicada en el interior del ruedo.

En lo meteorológico, el viento de Poniente fue un enemigo a batir e impidió que las marcas fueran más rápidas. Francisco José Escudero, de Universo Running, dominó la carrera prácticamente en solitario desde el kilómetro 7, ganando la carrera con autoridad al sellar un tiempo de 1 hora, 12 minutos y 57 segundos. Tras él cruzó la meta José Miguel Martín, de Viruteam 46, con un registro de 1:13:36. En tercer lugar llegó Paco Manzano, de Universo Running, que detuvo el crono en 1:13:58.

Posiciones cambiadas

En la categoría general femenina la campeona fue Jo-Anne Barfoot, de CA Murgiverde. Mejora así el segundo puesto que obtuvo el año pasado, siendo esta vez de 1 hora, 30 minutos y 30 segundos. La segunda clasificada fue Silvia Ferreiro, de Run 04 Atletismo campeona en la edición anterior, que en 2008 hizo un tiempo de 1:33:45, mientras que en tercera posición y repitiendo el mismo puesto que logró en 2017, cruzó la meta Marimi García, de Psicofitness, con un crono de 1:34:10.

Por equipos, en categoría masculina, el ganador resultó ser el Club de Atletismo Universo Running, seguido de Viruteam 46 como segundo mejor conjunto y el CD Algaida-Tarso se hizo con la tercera posición. En lo que respecta a la modalidad femenina, el equipo campeón fue Run 04 Atletismo, quedándose el segundo lugar Psicofitness y el tercer cajón del podio por conjuntos lo conquistó el Real Club Náutico de Roquetas de Mar. Al finalizar la carrera se procedió a la entrega de trofeos, que se llevó a cabo en el Pabellón de Deportes Infanta Cristina, donde se encontraba la Feria del corredor y los servicios de fisioterapia y podología, o el avituallamiento final para reponer fuerzas.

A la entrega acudieron representantes de empresas patrocinadoras como Hidralia, 0.1 Castillo de Tabernas, Decathlon y DS Automóviles Almería, que estuvieron acompañados por los concejales del Ayuntamiento roquetero Eloísa Cabrera, José Galdeano y José Juan Rubí, quien precisamente valoró de forma positiva esta competición.

Así, el edil de Deportes afirmó que «las sensaciones han sido muy buenas, así nos lo han transmitido los corredores», añadiendo que «se ha vivido una gran fiesta del deporte, que era uno de los objetivos principales, el público también ha disfrutado. El viento ha impedido que las marcas fuesen más rápidas, pero esta prueba nace con vocación de continuidad y estamos convencidos que en poco tiempo será una de las punteras del país. Estamos muy satisfechos, tanto por la organización como por la parte deportiva, y esperamos mejorar en el futuro».

 

Fotos

Vídeos