Críticas al Ayuntamiento y la Junta por el cierre indefinido del apeadero de autobuses

Los usuarios con destino a Madrid tienen que cargar sus maletas invadiendo la Avenida de Curro Romero.
Los usuarios con destino a Madrid tienen que cargar sus maletas invadiendo la Avenida de Curro Romero.

Pese a terminarse todo el entorno sigue cerrado por el Consistorio, lo que ha sido criticado por IU que también denuncia el silencio de la Junta por el cierre de una instalación promovida por ella

JULIO VALDIVIA

El apeadero de autobuses de Roquetas va camino de cumplir un año cerrado, tal y como recogió IDEAL hace unas semanas. Cerrado desde el pasado mes de octubre de 2016 afectado por las obras del entorno del Mercado de Abastos de la ciudad, recientemente inaugurado, nada se sabe de su situación ni de cuándo entrará en servicio.

Los trabajos eran aparentemente sencillos, la idea era adecuar el entorno al diseño de aceras y mobiliario urbano del resto de la zona y de paso aprovechar para cambiar el sentido de entrada y salida de buses, que hasta ahora entraban por el Camino del Cañuelo y que el Ayuntamiento decidió que a partir de ahora lo hagan por la Avenida de Curro Romero, donde el tráfico se ha incrementado considerablemente tras la apertura de la variante, que ha convertido esta avenida en la principal entrada a Roquetas desde la misma.

Sin embargo, el apeadero sigue cerrado y los usuarios de la línea que comunica con el Hospital del Poniente y La Mojonera, así como la de Madrid, llevan casi un año tomando los autobuses en una acera de la avenida, sin ningún tipo de señal, información o protección ante las inclemencias del tiempo.

El asunto ha sido criticado duramente esta semana por Izquierda Unida, que ha centrado sus críticas en el Ayuntamiento, pero también ha censurado la pasividad de la Junta de Andalucía y el Consorcio Metropolitano por no haber tomado medidas o haberlas exigido al Consistorio, para poner solución al problema que sufren los pasajeros.

«El delegado de Fomento, que preside el Consorcio Metropolitano, debería estar exigiendo a Gabriel Amat que reabra de una vez el apeadero para que todas las líneas de autobús interurbano vuelvan a operar con normalidad y seguridad para los viajeros», reclamó el concejal de la coalición, Juan Pablo Yakubiuk.

Como se recordará, el apeadero fue construido por la propia Junta de Andalucía hace menos de una década y cedido posteriormente al Ayuntamiento de Roquetas. Desde Izquierda Unida se denuncia que «apenas se ve trabajo y avance alguno» en las obras que se están realizando en esta instalación, estando «prácticamente paralizadas» desde hace un mes.

En este sentido, desde IU se ha recordado que el arreglo del apeadero se incluyó en las obras de adecuación del entorno del Mercado y la aparente paralización de las mismas vuelve a mostrar el «absoluto descontrol y dejación de funciones» por parte del alcalde roquetero, a la hora de «hacer cumplir lo firmado con las empresas constructoras», ya que según sus cuentas, las obras acumulan ya 7 meses de retraso.

«Una vez más lamentamos tener que comprobar cómo el PP de Amat dilapida los recursos municipales, en este caso el dinero que pagamos por obras, no exigiendo el cumplimiento de los plazos pactados». Unas obras que fueron adjudicadas por un importe de 1,5 millones de euros y que «se suman al rosario de obras que han disparado sus plazos y costes, como es el caso del parque de hormigón de Los Bajos, la misma reforma de la plaza de abastos, el campo de Las Marinas o los pluviales de la Avenida Sabinar», dijo Juan Pablo Yakubiuk.

IU denuncia «manga ancha» con las constructoras, y recuerda que además del cierre del apeadero, el retraso de estas obras impide también abrir las plazas de aparcamiento situadas a espaldas del Mercado de Abastos inaugurado hace unas semanas.

Fotos

Vídeos