IU critica que el PP se niegue a estudiar la red de tuberías de fibrocemento y su sustitución

IU critica que el PP se niegue a estudiar la red de tuberías de fibrocemento y su sustitución

La formación ha presentado una moción en este sentido, que fue rechazada en el último pleno por los concejales del PP y la abstención de la concejal no adscrita

Izquierda Unida ha reclamado esta semana al equipo de Gobierno municipal la realización de una auditoría sobre la cantidad y situación de las conducciones de agua potable de fibrocemento existentes en las redes de agua potable y alcantarillado del término municipal de Roquetas de Mar, así como la elaboración de un plan para su completa sustitución y eliminación.

La formación pretende que se prohiba la existencia de este tipo de redes que son perjudiciales para la salud. «Es un problema que no solo alcanza a los usuarios y consumidores de agua potable, sino también a los propios trabajadores que tienen que manipular y reparar este tipo de instalaciones, tanto del propio servicio», explicó Juan Pablo Yakubiuk, concejal de IU Roquetas y ponente de la moción.

La propuesta fue rechazada en el último pleno con los votos negativos del Partido Popular y la abstención de la concejal no adscrita, María José López, una postura criticada por Izquierda Unida. Yakubiuk lamentó la postura de los populares, que «no solo rechazan redactar un plan municipal, que es un documento público y transparente que podría ser consultado y controlado por cualquier vecino, sino que rechazan a su vez una auditoría también pública del estado de la red. Impiden así a los vecinos saber al menos los kilómetros de tuberías de fibrocemento que aún quedan en servicio en el municipio», apuntó el concejal.

Pese a la negativa del PP, IU advirtió que seguirá insistiendo para lograr tener un plan y calendarios públicos de la eliminación de las tuberías de fibrocemento por las afecciones a la salud de las personas que tienen estas sustancias, ya que «el problema no consiste exclusivamente en eliminar este material, sino también en saber dónde depositarlos posteriormente de manera segura y sostenible», como ya denunció IU respecto al acopio de estos restos junto a una instalación deportiva y un parque infantil en junio de 2016.

Al respecto, la formación de izquierdas recordó que este tipo de tuberías se generalizaron en las redes de agua en España y Europa desde los años cuarenta. En nuestro país es la expresión del auge económico de la industria cementera y del sector de la construcción. Pero desde hace años, existen restricciones sobre su utilización, de hecho, ya en 1999 se aprobó una Directiva Europea que limitaba el uso y comercialización de sustancias como el amianto y, por extensión, fibrocemento de las tuberías de fibrocemento.

En 2001, una Orden del Gobierno traspuso la Directiva Comunitaria, prohibiendo la comercialización y uso de amianto en los elementos que lo contengan. Además, desde 2003 está totalmente prohibido el uso de estos materiales y una nueva Directiva Comunitaria marca su sustitución por otros materiales dada su potencial peligrosidad en el tiempo.

Desde Izquierda Unida de Roquetas de Mar se recordó que en 2013 el Parlamento Europeo aprobó una resolución clara donde hacía referencia a la presencia de amianto en las redes de agua y más detalladamente en «el agua potable que se distribuye a través de conductos de amianto-cemento». El documento hacía especial hincapié en las enfermedades cancerígenas relacionadas con la inhalación de amianto (cáncer de pulmón y mesotelioma pleural), pero también se menciona «la ingestión de agua procedente de tuberías de fibrocemento y contaminadas con dichas fibras, que son reconocidas como riesgo para la salud y pueden tardar varios decenios, en algunos casos más de cuarenta años en manifestarse».

 

Fotos

Vídeos